Los hermanos del presidente de Aguas de Valencia afirman que el Banco de Valencia no ha pedido cancelar el crédito a la compañía

0
48
48

Celia, Pedro y Mercedes Calabuig, hermanos del presidente de la compañía, Eugenio Calabuig, han asegurado este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que el Banco de Valencia "nunca" ha solicitado la cancelación del préstamo de 50 millones de euros concedido en 2009 y que los propietarios de Aguas de Valencia destinaron a una inversión inmobiliaria en Castellón.

Los tres hermanos, que han declarado como imputados en la causa que investiga la concesión de préstamos irregulares por parte de la entidad a la empresa acuífera, han reconocido que el dinero se solicitó al banco con la intención de destinarlo a mantener el control sobre la compañía de suministro de agua, que participaba la entidad.

Los tres hermanos han declarado como imputados en la causa que investiga la concesión de préstamos irregulares por parte de la entidad a la empresa acuífera

El préstamo fue concedido a Agval -empresa participada por el Banco de Valencia y la familia Calabuig- en previsión del posible lanzamiento de una OPA por parte de Aguas de Barcelona sobre las acciones de la compañía valenciana.

No obstante, han defendido que el crédito "no era finalista" y han puesto de manifiesto que existe documentación obrante en la causa que demuestra que nada obligaba a los Calabuig a mantenerlo en un depósito para ser destinado a una OPA de exclusión que permitiera a los valencianos sortear los intentos de compra de la empresa catalana, en caso de ser necesario.

Además, han destacado que la cancelación del crédito, que sigue en vigor y está al corriente de pago, fue calificado como normal por el Banco de España. Han respaldado la declaración de Eugenio Calabuig y han manifestado que es él quien dirige la empresa y cuenta con su plena confianza.

Inversiones Financieras Agval, sociedad que controla el 60,679% del accionariado de Aguas de Valencia, está integrado por el Banco de Valencia y Fomento Urbano de Castellón (FUCSA), propiedad de los Calabuig. El banco es titular del 50 por ciento de esa sociedad tenedora de acciones (por lo que controla indirectamente un tercio del capital de AVSA). La otra mitad de Agval (más una acción) pertenece a la empresa Fomento Urbano de Castelló, un grupo empresarial familiar en manos el presidente de Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig.

El juez Pedraz, que investiga en esta causa la gestión de los administradores del Banco de Valencia, interrogará mañana a Celia, Pedro, Mercedes Calabuig, también hermanos del presidente de Aguas de Valencia. El martes de la próxima semana prestarán declaración el exconsejero delegado del banco Domingo Parra y su esposa María José Aznar Mayans.

Causa principal y querellas

Pedraz amplió el pasado 21 de noviembre la imputación en la causa principal de los 13 antiguos miembros del consejo de administración del Banco de Valencia y el socio de la auditora Deloitte a los que también investiga en esta causa por supuestas irregularidades en la entidad para atribuirles un nuevo delito de falsedad contable.

La medida afectó, entre otros imputados, al expresidente de Bancaja y exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas; al exconsejero delegado del Banco de Valencia Domingo Parra; los exvicepresidentes de la entidad Antonio José Tirado y Celestino Aznar; y el socio auditor de Deloitte Miguel Monferrer.

Además, el magistrado instructor admitió a trámite otras nueve querellas sobre la concesión de créditos irregulares, entre los que se encuentran los que habría recibido el presidente de Aguas de Valencia.

Comentarios