Se licita la restauración ambiental del arroyo Madre y sus afluentes en Terrinches por 1 millón de euros

0
104

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.
  • Plano de la zona de actuación.
  • La actuación contempla la adecuación del cauce, revegetación, la protección de márgenes y un centro de interpretación.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha licitado el proyecto de adecuación hidrológico ambiental del arroyo Madre y de sus afluentes, así como la mejora de dos parajes naturales en el término municipal de Terrinches (Ciudad Real).

La actuación cuenta con un presupuesto base de licitación de 1,05 millones de euros que serán financiados al 80% por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir a través de fondos FEDER, y el 20% restante con fondos propios del Organismo de cuenca.

La actuación pretende solventar problemas ambientales, paisajísticos, biológicos y de ingeniería fluvial detectados en la zona. Los estudios previos determinan que en todos los tramos del río y los arroyos, el régimen hidrológico es discontinuo, ya que el perfil transversal y la situación en planta varían continuamente entre los períodos húmedos y secos, además de la afectación que produce la ocupación de terrenos pertenecientes al dominio público hidráulico como consecuencia de las labores agrícolas.

La actuación pretende solventar problemas ambientales, paisajísticos, biológicos y de ingeniería fluvial detectados en la zona.

El lecho del río se encuentra, además, cargado de sedimentos que se han depositado tras largos años de actividad minera, industrial y agrícola, toda vez que las márgenes están muy degradadas, lo que impide el desarrollo de vegetación o el establecimiento de un ecosistema ribereño. Esta ausencia de cobertura vegetal está favoreciendo que se acentúen en la zona los procesos erosivos.

Ahora, el proyecto que saca a licitación la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) no solo va encaminado a solucionar la problemática descrita, sino que también persigue fomentar el aprovechamiento y un uso sostenible del espacio natural mediante la ubicación de equipamientos que contribuyan a la mejora del medio, a su interpretación y a su difusión.

Para todo ello, la CHG ha previsto la limpieza y adecuación de los cauces que desaguan en el arroyo Madre en tramos que suman una longitud de 7.163 metros. En concreto, se intervendrá en un tramo de 815 metros en el arroyo de Najuero, en un tramo de 2.310 metros del arroyo Huerta Soriano, en otro de 1.735 metros del arroyo Cañada de las Fuentes y, finalmente, en un tramo de 2.303 metros del arroyo Cañada del Pajar.

Además, se pretende mejorar el uso público de la zona mediante la construcción de un centro de interpretación en la zona conocida como Hoces de San Isidro y un área de equipamiento público y un paseo fluvial en el Paraje del Pozo.

La actuación va a impedir la degradación del entorno desde el punto de vista paisajístico y edafológico y va a permitir poner la zona en valor para su disfrute por parte de la ciudadanía. En este sentido, cabe destacar que no solo disminuirá el impacto paisajístico, sino que reducirá los procesos de escorrentía, evitará procesos de erosión y ofrecerá a los ciudadanos un espacio de ocio con los servicios necesarios para su uso y disfrute en las pertinentes condiciones de seguridad y salubridad.

Todo ello potenciará el acercamiento de los habitantes del municipio a esta zona y también de visitantes con el consecuente beneficio para esta localidad manchega.

La adecuación del cauce pretende recuperar el estado natural del arroyo, por lo que se prevé alejar las ocupaciones del mismo, rebajar la pendiente lateral de los taludes y modificar las secciones transversales con el fin de fomentar la recuperación de la sinuosidad primitiva del cauce.

Revegetación

La actuación va a impedir la degradación del entorno desde el punto de vista paisajístico y edafológico.

La inversión prevista por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir contempla también la revegetación de la zona con la plantación de hasta 380 especies vegetales entre las que destacan chopos, álamos, olmos, taraje, tamujo, lentisco, adelfas, rosales silvestres o majuelos. Se pretende con ello desarrollar una masa forestal arbolada que proteja el suelo frente a los procesos erosivos, así como generar un espacio naturalizado que proporcione biodiversidad y estabilidad ecológica en el entorno y constituido por especies autóctonas de esta zona. Del mismo modo, se busca establecer un tapiz vegetal que requiera de un bajo nivel de intervención humana para su mantenimiento y persistencia.

Con la diversificación de estos espacios se conseguirá aumentar la presencia de un mayor número de individuos y especies animales que encontrarán en ellos su nicho ecológico.

El proyecto contempla también la construcción de un paseo peatonal de 140 metros de longitud y de una anchura de dos metros en la margen derecha del arroyo, que discurrirá de forma sinuosa a lo largo del tramo, uniéndose al final con el camino de Gongares.

Finalmente, se ha proyectado la construcción de un centro de interpretación en el paraje conocido como Hoces de San Isidro, lo que añadirá a la zona de la ermita de San Isidro un valor sociocultural muy importante a esta zona de gran valor ambiental. Se trata de un centro de interpretación encaminado a la sensibilización del medio ambiente dentro del término municipal de Terrinches en una zona que ya posee instalaciones que favorecen la afluencia de público. En dicho centro se contempla una sala de exposiciones y otra para audiovisuales.

Comentarios