Sale a licitación la adecuación ambiental del río Ojailén en Brazatortas por 750.000 euros

0
85

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.
  • Río Ojailén (Wikipedia).
  • La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir intervendrá en 10 kilómetros para adecuar el cauce y revegetar la zona.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha licitado el proyecto de adecuación hidrológico ambiental del río Ojailén, en el término municipal de Brazatortas (Ciudad Real).

La actuación cuenta con un presupuesto base de licitación de 750.726,24 euros, que serán financiados al 80% por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir a través de fondos FEDER, y el 20% restante con fondos propios del Organismo de cuenca.

La actuación pretende solventar problemas ambientales, paisajísticos y biológicos detectados en la zona. Los estudios previos determinan que el régimen hidrológico del río Ojailén es discontinuo, lo que favorece la ocupación de terrenos de Dominio Público Hidráulico por las labores agrícolas, debido a que el cauce se seca en época estival.

La actuación cuenta con un presupuesto base de licitación de 750.726,24 euros.

Además, el lecho del río se encuentra cargado de sedimentos que se han depositado tras largos años de actividad agrícola e industrial y las márgenes están muy degradadas, por lo que constituyen espacios que en la actualidad no permiten el desarrollo de vegetación ni el establecimiento de un ecosistema ribereño. Esta ausencia de cobertura vegetal propicia, además, que los procesos erosivos se acentúen.

El proyecto que ahora saca a licitación la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) plantea una serie de trabajos encaminados a la recuperación del río y de su entorno en una doble vertiente. En primer lugar, se trabajará para la adecuación del cauce, pero también se va a llevar a cabo una importante actuación para la revegetación de las márgenes.

La actuación se desarrollará a lo largo de un tramo de 10.667 metros de longitud en el río Ojailén íntegramente en el término municipal de Brazatortas y con ella se persigue disminuir el impacto paisajístico, los procesos de escorrentía y evitar procesos de erosión.

Respecto a la adecuación del cauce, cabe señalar que la casi total ausencia de vegetación de ribera en el entorno del río como consecuencia de la actividad agrícola y ganadera ha provocado una considerable invasión del cauce por parte de las parcelas limítrofes y también ha favorecido el proceso de colmatado que ha venido sufriendo el fondo del cauce durante años, también originado por la actividad industrial.

Por este motivo, para la CHG la recuperación se ha convertido en una actuación fundamental a la hora de definir el cauce del río y evitar inundaciones, aunque para ello se considera imprescindible la revegetación de las márgenes con el fin de reducir y evitar los procesos erosivos a los que actualmente están sometidos los terrenos en torno al río Ojailén.

Las márgenes del río en la actualidad carecen totalmente de vegetación riparia.

En este sentido, cabe destacar que las márgenes del río en la actualidad carecen totalmente de vegetación riparia, salvo en el primer tramo donde existen algunas especies de ribera. Por este motivo, la CHG ha diseñado una revegetación de la zona con especies autóctonas de ribera como son el taraje, el sauce, el tamujo, la zarza, el majuelo, el álamo blanco, el chopo o el fresno. También se prevé la plantación de retama, coscoja y lentisco.

El diseño de la revegetación que se pretende en la zona busca crear un bosque de galería de gran porte que rompa y, a su vez, revalorice el paisaje del entorno del río. Además, el hecho de diseñar plantaciones pluriespecíficas, con características morfológicas muy diferentes, contribuirá a mejorar el aspecto natural de la zona y la diversidad biológica.

Por último, se considera que esta actuación mejorará también la calidad de las aguas superficiales, ya que mediante el control de los procesos erosivos, la adecuación del cauce y la creación de comunidades vegetales, que favorecerán el asentamiento de especies faunísticas, se va a controlar la eutrofización, la turbidez, la colmatación del fondo del cauce y los sólidos en suspensión que pueda llevar el agua.

Comentarios