La Organización Meteorológica Mundial hace hincapié en los servicios climáticos, los sistemas de observación y la investigación

0
139
139
  • Una de las prioridades del Consejo fue el Marco Mundial para los Servicios Climáticos (Wikipedia).
  • El Consejo Ejecutivo, compuesto por 37 Miembros, se reúne anualmente.

(OMM) El Consejo Ejecutivo de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha acordado varias medidas encaminadas a la ampliación y la mejora de la investigación y las redes de observación, con objeto de propiciar una comprensión más cabal de la rápida evolución del clima y reforzar la prestación de servicios meteorológicos esenciales para la sociedad y la economía mundial.

En su reunión anual, celebrada del 15 al 23 de mayo, el Consejo Ejecutivo debatió asimismo la cuestión de mejorar la reducción de los riesgos de desastre y los sistemas de alerta temprana, con el fin de aumentar la resiliencia y el desarrollo sostenible.

Una de las prioridades en el orden del día del Consejo fue el Marco Mundial para los Servicios Climáticos, iniciativa transectorial internacional encabezada por la OMM cuyo objetivo es poner a disposición de los usuarios que más lo necesitan servicios climáticos de fácil utilización. Varios países están poniendo en marcha servicios climáticos a escala nacional, y la OMM está promoviendo la expansión de los Centros Regionales sobre el Clima para dar repuesta a los efectos de la variabilidad del clima y el cambio climático a nivel regional.

El Secretario General de la OMM, Michel Jarraud, señaló que el Marco Mundial para los Servicios Climáticos servirá para establecer una estrecha relación entre expertos climáticos y encargados de otros sectores, desde el sanitario al energético, y afirmó: “Nuestra labor debe abarcar disciplinas, países y organizaciones de índole muy diversa. Si bien es un objetivo muy ambicioso, puede alcanzarse”.

“La mayoría de los países no disponen de suficiente información climática. Con frecuencia, la adopción de decisiones sobre la construcción de presas o diques, por ejemplo, se basa en datos estadísticos del pasado, en lugar de en casos hipotéticos futuros. Sin embargo, esa información sobre el pasado ya no es un elemento orientativo suficiente para adoptar decisiones que repercutirán en el futuro. Tenemos que adaptarnos a nuestro clima actual sin mayor dilación y prever la situación que se dará en los próximos 50 ó 100 años”, añadió.

Con frecuencia, la adopción de decisiones sobre la construcción de presas o diques se basa en datos estadísticos del pasado.

Para alcanzar ese objetivo, el Consejo Ejecutivo convino en reforzar las asociaciones y las actividades de observación e investigación, e intensificar la cooperación de la OMM con todos los asociados pertinentes del sistema de Naciones Unidas, entre otros.

Sistemas de observación:

El Consejo debatió la forma de impulsar la puesta en marcha del nuevo Sistema mundial integrado de sistemas de observación de la OMM (WIGOS), necesario para consolidar los avances en investigación meteorológica, modelización numérica, capacidades de observación, informática y tecnologías de la comunicación. Se prevé que el WIGOS, en calidad de “futuro polo de observación del tiempo, el clima y el agua para nuestro planeta”, entre en funcionamiento en 2016. A partir del momento en que sea operativo, contribuirá a facilitar una comprensión más cabal del medio ambiente y resultará beneficioso para la sociedad. También satisfará las necesidades de observación del Marco Mundial para los Servicios Climáticos, de las actividades de reducción de riesgos de desastre y de la meteorología aeronáutica, entre otras.

El Consejo acogió con agrado las iniciativas internacionales encaminadas al fortalecimiento del flujo de observaciones por satélite para su utilización en modelos de predicción numérica del tiempo (PNT) a escala mundial. Dichos modelos, que simulan el comportamiento de la atmósfera a lo largo de un período de tiempo, son esenciales para que los servicios meteorológicos puedan proporcionar predicciones meteorológicas cada vez más útiles.

Investigación:

El Consejo Ejecutivo reafirmó que la investigación era una de las máximas prioridades de la OMM, habida cuenta de la necesidad de comprender mejor los cambios producidos en la Tierra, en la atmósfera y en los océanos. Se hizo hincapié en que era necesario impulsar la investigación y la predicción relativas al clima cambiante en las regiones polares, dado que cabe esperar que este influya notablemente en el clima de otras partes del mundo.

En la reunión se destacó la importancia de la Vigilancia de la Atmósfera Global de la OMM ya que, gracias a las observaciones realizadas desde varias estaciones de su red, se ha puesto de manifiesto que las concentraciones de dióxido de carbono han superado el nivel simbólico de 400 partes por millón.

Se intensificaron los esfuerzos para mejorar las predicciones subestacionales a estacionales. Jarraud, Secretario General de la OMM, y Lee Ilsoo, Representante Permanente de la República de Corea ante la OMM, suscribieron un Memorando de entendimiento para la puesta en marcha de una oficina especializada en la isla de Jeju. La mejora de las predicciones meteorológicas a climáticas es esencial en esferas como la planificación de la adaptación al clima, las prácticas de gestión de riesgos de desastre y la gestión medioambiental de los recursos naturales, entre otras muchas.

Prestación de servicios:

La meteorología aeronáutica es crucial para garantizar la eficiencia, la seguridad y la sostenibilidad medioambiental en la aviación civil, y constituye una fuente de ingresos muy importante para muchos Servicios Meteorológicos Nacionales. El Consejo debatió los requisitos de la Organización de Aviación Civil Internacional sobre los sistemas de gestión de la calidad y la aplicación de las Normas de competencia para el personal de meteorología aeronáutica de la OMM. Instó a los Miembros a que examinaran la posibilidad de establecer arreglos cooperativos de tutoría y hermanamiento para ayudar a los Servicios Meteorológicos a satisfacer esos requisitos. Ello será decisivo para sentar las bases de una importante reorientación hacia una prestación de servicios basada en la red y más regionalizada para los futuros sistemas de tránsito aéreo.

Comentarios