Primera reunión del Consejo Director del Proyecto Paraguay Biodiversidad

0
46

Sobre la Entidad

La represa hidroeléctrica de Itaipú, es una empresa binacional entre Paraguay y Brasil, en su frontera sobre el río Paraná.
  • Reunión del Consejo.

Autoridades de Itaipu, la SEAM y del Proyecto de Desarrollo Rural Sostenible (Proders), dependiente del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), mantuvieron la primera reunión del Consejo Director del Proyecto Paraguay Biodiversidad.

El proyecto Paraguay Biodiversidad tiene como objetivo conservar la diversidad biológica y promover el uso sustentable de la tierra en el ámbito productivo del Bosque Atlántico del alto Paraná. Durante la reunión se labró el primer acta del Consejo Director del Proyecto Paraguay Biodiversidad. Se trata de la primera reunión del Consejo, que la Binacional ejecuta conjuntamente con la Secretaria del Ambiente (SEAM) y el Proyecto de Desarrollo Rural Sostenible (Proders), dependiente del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

El objetivo es conservar la diversidad biológica y promover el uso sustentable de la tierra en el ámbito productivo del Bosque Atlántico del alto Paraná. 

En la ocasión, los representantes de las distintas instituciones recalcaron la importancia del proyecto para el país. “Nosotros entendemos que Paraguay Bio es uno de los proyectos más relevantes que tendría el país, considerando ahora el nuevo concepto de acoplamiento de los 1524 kilómetro de franja de protección, que pasan a incrementar ese gran corredor que estaba previsto sólo en la margen derecha”, señaló el director de Coordinación Ejecutiva de Itaipu, Pedro Domaniczky.

El director explicó que el proyecto nace en el 2003, concretándose hace dos años (en 2011), por lo que valoró el desarrollo de la primera reunión del Consejo Director del Proyecto.

“En este momento estaba con una calificación insatisfactoria por parte del Banco Mundial, por lo que estamos en el desafío de revertir eso y volverlo satisfactorio. Uno de los indicadores es justamente la actitud de cada uno de los directivos que está al frente del proyecto, por eso es que metimos, en una reunión de directorio, una matricialidad en lo que hace a la estructura, (una estructura más plana, más rápida) y que obtenga resultados en menor plazo, por indicación del director general de Itaipu”, afirmó.

Recalcó además, que la idea es agilizar los procesos y conseguir buenos resultados. Explicó que se trata de un proyecto muy relevante para la Itaipu, entidad que adhiere la responsabilidad socio-ambiental en su actuar permanente. Por otra parte, mencionó que los delegados del Banco Mundial – Paraguay realizaron una visita in-situ en todas las áreas que abarcan el proyecto: el área de Itaipu, Mbaracayú, San Rafael y Ñacunday.

“Principalmente realizaron una visita a la Itaipu, interiorizándose y viendo con muy buenos ojos estas acciones que la Itaipu va desarrollando”, apuntó.

En cuanto a las acciones a corto plazo, Domaniczky mencionó la redefinición del corredor, en el cual se está trabajando intensamente, así como también las reuniones del Consejo Técnico Asesor acompañadas con acciones de campo, pues se desarrollaron visitas con demarcación de campo.

Se espera la visita del equipo encargado de la labor de ordenamiento territorial y ambiental en una determinada zona del área de influencia del embalse, entre los dos grandes núcleos, que son Itabó y Limoy.

“Continuamos los trabajos de modo a ir planteando resultados ya en el campo, donde las acciones ya son visualizadas, empiezan a sentirse y concretizarse. Queremos que no sean trabajos de gabinete, sino que sean trabajos visibles y que la gente vaya percibiendo esa interacción”, puntualizó.

Comentarios