Perú recibe un préstamo de 100 millones de dólares para impulsar el acceso al abastecimiento y saneamiento

0
131
131

(IADB) El Banco Interamericano de Desarrollo aprobó un préstamo de US$100 millones para mejorar el acceso a los servicios de agua potable, alcantarillado y tratamiento de aguas servidas en asentamientos del área metropolitana de Lima, bajo el área de servicio de la empresa estatal Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (SEDAPAL).

Los fondos permitirán ampliar y mejorar el acceso al agua potable y al alcantarillado en las localidades de Cajamarquilla, Nievería y Cerro Camote, así como el tratamiento de las aguas generadas por dichas poblaciones y por las de Carapongo, Santa María de Huachipa y Ate-Santa Anita, contribuyendo a reducir los casos de enfermedades diarreicas y de parasitosis intestinal. 

El programa beneficiará a más de 17.000 hogares con servicios adecuados de agua potable y saneamiento, dotará de tratamiento a las aguas residuales de unos 370.000 habitantes. Se anticipa que el programa reducirá sustancialmente las costos de adquisición de agua potable de las familias beneficiadas. Estas pasarían de pagar, en promedio, el equivalente de US$13 por metro cúbico de agua obtenida de fuentes informales, a sólo US$1,70 por metro cúbico suministrada por la red que instalará SEDAPAL. 

Adicionalmente, la operación promueve la equidad social, ya que el 55 por ciento de los habitantes de las zonas beneficiadas pertenecen a hogares pobres. 

Al mismo tiempo, el tratamiento de las aguas servidas tendrá una fuerte incidencia sobre la salud de la población, debido a que del total de casos de enfermedades reportados en la zona cubierta, una cuarta parte corresponden a afecciones infecciosas intestinales de origen hídrico. La planta contará con tratamiento a nivel tal que su efluente podrá ser reusado para riego. Esto permitirá liberar un caudal equivalente (estimado al inicio en 500 litros por segundo) del río Rímac, para contribuir a mitigar necesidades de agua para potabilización, dados los problemas recurrentes de déficit de fuente que se presentan en el sistema.

Además, la solución técnica propuesta para la planta de tratamiento permite minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero y sus impactos sobre el calentamiento global. 

"Con este programa queremos contribuir a romper el círculo de la pobreza, llegando a las poblaciones más necesitadas con servicios de mejor calidad y más accesibles desde el punto de vista económico, lo que permitirá mejorar considerablemente la salud de sus habitantes", dijo Carmiña Moreno, jefa de equipo de proyecto del BID

Entre otras obras, el programa contempla la construcción de 278 km de redes de distribución de agua potable y 212 km de alcantarillado. 

El préstamo del BID es a 25 años de plazo, con cinco años de gracia, y a una tasa de interés variable basada en la Libor. SEDAPAL aportará otros US$63 millones en fondos de contraparte local. 

Comentarios