Recomendaciones de SEDAPAL para preservar la calidad del agua en los hogares

0
86

Sobre la Entidad

Empresa estatal peruana de aguas que se dedica a la prestación de los servicios de saneamiento como agua potable y alcantarillado sanitario a Lima y a la vecina Callao.
  • Edificios y casas deben limpiar 2 veces al año sus cisternas y tanques elevados.
  • La calidad del agua potable puede alterarse al interior de las viviendas si no mantienen adecuadamente sus instalaciones.

SEDAPAL recomendó a sus usuarios revisar periódicamente sus instalaciones sanitarias domiciliarias, tales como tuberías y lugares de almacenamiento (cisternas, tanques elevados), así como el manejo adecuado del agua potable, para evitar que se altere y deteriore su calidad.

"Las cisternas y tanques elevados, que tienen actualmente numerosas viviendas y sobre todo las nuevas edificaciones multifamiliares que se construyen, deben limpiarse por lo menos dos veces al año, para garantizar el almacenamiento del agua potable en buenas condiciones", destacó la Ing. Yolanda Andía, Gerente de Producción de SEDAPAL, al momento de recomendar que en el Reglamento de las juntas de propietarios, deberían incluir esta recomendación como una práctica establecida y obligatoria.

SEDAPAL realiza permanentemente monitoreos de la calidad del agua potable. 

"SEDAPAL realiza permanentemente monitoreos de la calidad del agua potable no sólo en su planta de producción sino también en sus redes de distribución hasta la conexión domiciliaria, para lo cual verifica sus resultados en laboratorios debidamente acreditados por INDECOPI, sin embargo, es necesario también que la población conozca que, al interior de sus viviendas, el agua potable se puede contaminar si es que no le dan debido mantenimiento a sus instalaciones sanitarias", prosiguió la especialista.

La Ing. Andía indicó que SEDAPAL como parte de su permanente labor de inspección de calidad de agua, también revisa aleatoriamente la calidad dentro de algunas viviendas, labor que será intensificada próximamente.

"Esta labor estará orientada a evaluar diversos parámetros, entre ellos, el nivel de plomo y/o de hierro, porque los hogares podrían tener instaladas tuberías de estos materiales. De la misma manera, el nivel de cloro residual, que es un indicador de desinfección y su presencia evita la contaminación del tipo bacteriológico. Muchas veces este nivel se altera, si es que no se limpian las cisternas o tanques elevados, o por malas prácticas de uso, por ejemplo, algunas amas de casa para evitar que el agua del caño les salpique, lo cubren con alguna tela, que obviamente puede acumular gérmenes", precisó la Ing. Yolanda Andía.

Comentarios