Perú cuenta con la PTAR más grande de Sudamérica tras una inversión de más de 174 millones de dólares

0
193

Sobre la Entidad

El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento de Perú es el ente rector en materia de urbanismo, vivienda, construcción y saneamiento.
193
  • Presidente inauguró moderna obra que trata aguas residuales de la capital

El Presidente de la República, Ollanta Humala, inauguró la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Taboada y el Emisor Submarino, infraestructura que permite alcanzar el tratamiento del 75% de las aguas servidas que se generan en Lima y Callao.

La nueva planta procesa las aguas residuales de 4.5 millones de habitantes de 27 distritos: Ate, Bellavista, Breña, Callao, Carabayllo, Carmen de la Legua, Comas, El Agustino, Independencia, Jesús María, La Perla, La Punta, La Victoria, Lima, Lince, Los Olivos, Lurigancho, Magdalena del Mar, Miraflores, Pueblo Libre, Rímac, San Juan de Lurigancho, San Isidro, San Luis, San Martín de Porres, San Miguel y Santa Anita.

La obra ubicada en el Callao --considerada la más grande de su tipo en Sudamérica-- demandó una inversión de más de 491 millones de nuevos soles (más de 174 millones de dólares) y trata en promedio 14 metros cúbicos por segundo de aguas residuales.

En la ceremonia de inauguración, el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, René Cornejo Díaz, destacó la importancia de esta nueva infraestructura que contribuye a descontaminar las aguas del litoral limeño y mejorará sustancialmente la calidad de vida de la población.

A esta moderna infraestructura se sumará más adelante la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) La Chira, cuya ejecución tiene un avance de 45% y entrará en funcionamiento en febrero del 2015, completando el circuito de tratamiento del 100% de las aguas servidas de la capital.

Además, con la puesta en marcha de ambas plantas de tratamiento de aguas residuales, como una de las prioridades de gestión del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, se logrará eliminar la vieja práctica de arrojar desechos y emisiones al mar, recuperando para la población áreas de playa y potenciales circuitos turísticos en nuestro litoral.

El tratamiento de los desagües constituye un instrumento de inclusión social para Lima y Callao porque revaloriza las viviendas de las familias que viven frente al mar y sus alrededores.

Asimismo, contribuye a preservar la salud pública, genera oportunidades de negocio en el marco del desarrollo de proyectos turísticos, y permite recuperar especies marinas y promover una mejor actividad pesquera.

Comentarios