Perú crea el Observatorio Nacional de la Sequía

0
63

Sobre la Entidad

ANA Perú
Ente rector y máxima autoridad técnico-normativa del Sistema Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos. Tiene como finalidad administrar, conservar, proteger y aprovechar los recursos hídricos de las diferentes cuencas de manera sostenible.
63

Con el fin de generar valiosa información sistematizada que facilite una repuesta ante la ocurrencia de sequias en diversas regiones del país, la Autoridad Nacional del Agua (ANA),  en coordinación con las instituciones socias,  realizó un paso importante para la implementación, por primera vez en el Perú, del Observatorio Nacional de Sequía.

Se proyecta que esta plataforma, que permitirá también reducir la vulnerabilidad socioeconómica y ambiental de las zonas afectadas, obtenga sus primeros resultados durante el año 2015. Para ello, se ha iniciado un proceso de capacitación a funcionarios de la ANA, instituciones académicas, entidades públicas, entre otras.

Esta iniciativa se basa en un trabajo interinstitucional articulado y consensuado, en el que la ANA participa a través de la Dirección de Conservación y Planeamiento de Recursos Hídricos, con el soporte de la Oficina del Sistema Nacional de Información de Recursos Hídricos y,  para esta etapa, con el apoyo del Proyecto de Modernización de la Gestión de los Recursos Hídricos.

El Observatorio Nacional de Sequía se enmarca en los objetivos y acciones estratégicas del Plan de Gestión de Riesgos y Adaptación al Cambio Climático en el Sector Agrario 2012-2021, y cuenta con entidades socias como el Ministerio de Agricultura y Riego, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), Instituto Geofísico del Perú, Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred), Universidad Nacional Mayor de San Marcos, entre otros.

La sequía es un fenómeno perjudicial que se produce por una menor precipitación a la esperada y que, de prolongarse por mucho tiempo, provoca que los recursos hídricos resulten insuficientes para atender la demanda, por un menor caudal de los ríos y menores volúmenes de agua almacenados en los embalses.

De acuerdo a la estadísticas de la Comisión Multisectorial de Reducción de Riesgos en el Desarrollo de la Presidencia del Consejo de Ministros, durante los años 1982 y 1983 se presentó en el sur andino de nuestro país una de las sequías más fuertes de las últimas décadas, la cual impactó significativamente en la economía nacional, con pérdidas ascendentes a 171 millones de dólares y 453,815 personas afectadas.

Comentarios