Olgo Fernández certifica la mejora del nivel de los embalses de Valdesia, Jigüey y Sabana Yegua

0
10

Sobre la Entidad

Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos de República Dominicana
  • Olgo Fernández,  director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI)
    Olgo Fernández, director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI)
  • Los tres embalses aumentan sus niveles tras las últimas lluvias, lo que asegura el suministro de Santo Domingo.

El director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), ingeniero Olgo Fernández, informó que las presas de Valdesia, Jigüey y Sabana Yegua,  se registraron un incremento en la entrada de agua, en tanto que los demás embalses no tuvieron aportes significativos producto de las lluvias registradas en gran parte del país.

El funcionario explicó que la presa de Valdesia, estaba en la cota 135.53 y subió a la 137.36, el aumento fue de 1.83 metros cúbicos, entrando al embalse 9.22 millones de metros cúbicos.

Dijo que Jigüey estaba en la cota 504.44 y que al día de ayer subió a la 505.35, el incremento fue de 0.91 metros. La entrada en volumen fue de 1.83 millones de metros cúbicos por segundo.

Fernández agregó que Sabana Yegua estaba en la cota 364 y subió a la 365.16, representando un 0.53 metros, con un volumen de 2.20 millones de metros cúbicos.

Indicó que las demás presas no tuvieron aportes significativos, pese a las intensas lluvias que se registraron en varias provincias, producto de una onda y un disturbio tropical que interactuaron durante el fin de semana.

El director del INDRHI precisó que la leve mejoría en los embalses de las citadas presas beneficia  en gran medida el suministro de agua en el Gran Santo Domingo y en otras localidades del interior.

En tanto que el ingeniero Luis Cuevas, encargado de la División de Operación de Presas del INDRHI, dijo que aunque las lluvias no beneficiaron algunos embalses, sí fueron favorables para las áreas agrícola que estaban en sequía, especialmente  en la cuenca baja. 

Dijo que tanto las presas de  Hatillo y Monción registraron una disminución en la entrada de agua.

En ese sentido expresó que las precipitaciones fueron una bendición para los agricultores que confrontaban serios problemas para mojar sus cultivos.

Manifestó que debido a la sequía que afectaba a gran parte del país, y que aún se siente en algunas zonas, obligó a las instituciones que tienen el manejo del agua a racionar el uso del preciado líquido.

Comentarios