La Confederación Hidrográfica del Ebro finaliza una adecuación de márgenes en el río Isábena en Capella

0
26

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación hidrográfica del Ebro, la CHE, es el organismo de gestión, regulador y mantenedor de las aguas y riegos de la cuenca hidrográfica del Ebro. 
26
  • Río Ebro.
  • Se ha actuado con el objetivo de proteger de la erosión un estribo del puente que da acceso a granjas y a algunas viviendas y para ello, se ha realizado una escollera de defensa y rellenos en el trasdós, la reposición del camino colindante y aguas abajo, podas y limpiezas 
  • Estos proyectos se integran en los trabajos de conservación de cauces que el Organismo desarrolla en toda la Cuenca para en caso de avenidas reducir las afecciones

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), ha finalizado una actuación de reposición y adecuación de cauce en la margen izquierda del río Isábena, en el término municipal de Capella (Huesca). La obra ha supuesto una inversión de 27.738 euros con cargo al presupuesto del Organismo.

Su objetivo ha consistido en mejorar la protección del estribo izquierdo del puente existente sobre el río Isábena, que da paso a fincas agrícolas, granjas y a alguna vivienda en la margen izquierda del río, ya que la infraestructura había sufrido un descalce y un ataque en el material de relleno, arrastrando parte del camino.

Para ello, se ha construido una defensa de escollera para proteger el estribo en la margen izquierda y se ha rellenado el trasdós (contacto entre el muro y la ladera que soporta el camino), del que se han repuesto 55 metros. Además, aguas abajo del puente se ha realizado una poda selectiva de vegetación y se ha eliminado una acumulación de materiales que disminuía la capacidad de desagüe del puente.

El Isábena no es un río caudaloso, aunque las aportaciones que se producen en épocas de tormenta de forma torrencial, unidas a la fuerte pendiente de su trazado y velocidad circulante, producen grandes daños en las márgenes blandas, de arenisca.

Estos proyectos se integran en las actuaciones de conservación de cauces que la Confederación Hidrográfica del Ebro desarrolla en toda la Cuenca para detectar zonas potencialmente peligrosas y mediante la limpieza de márgenes, riberas y cauces, mejorar la capacidad de desagüe del río y en caso de avenidas, evitar afecciones a poblaciones e infraestructuras.

Comentarios