La regeneración de las márgenes del río Barbadún en Muskiz avanza a buen ritmo

0
107
107
  • Muskiz (Wikipedia).

El Ayuntamiento vizcaíno de Muskiz ha anunciado que los trabajos de regeneración de las márgenes del río Barbadún "avanzan a buen ritmo", aunque "pendientes de las condiciones meteorológicas", de manera que se han concluido unos 1.000 metros lineales de las sendas, a la espera de que se urbanicen con mobiliario urbano.

En una rueda de prensa, los responsables municipales han destacado que estas tareas de regeneración de las dos márgenes del Barbadún se encuentran "prácticamente finalizadas" en dos de los tramos más cercanos a la playa de La Arena, donde "los curiosos podrán comprobar el aspecto final de los caminos destinados a los viandantes a falta de urbanizar las zonas con mobiliario urbano como las papeleras o bancos".

No obstante, han advertido de que el avance de las obras está "supeditado al buen tiempo" ya que, según han explicado, "el vertido y extensión del acabado de la superficie de los caminos, el material formado por cal y arena con aspecto rústico que no forma polvo en verano ni barro en invierno, sólo se puede realizar en días secos".

El avance de las obras está supeditado al buen tiempo 

Los trabajos para dotar a las dos márgenes de este cauce fluvial de un paseo recreativo "avanzan a buen ritmo". La excavación para rellenar y nivelar la superficie de los 3.300 metros lineales que conforman las riberas del río Barbadún -hasta su enlace con el arroyo Cotorrio- ya han finalizado y, de éstos, 800 metros están pendientes de que se coloquen los bordillos de madera tratada que delimita las sendas recreativas y 2.300 de que se eche el pavimento de la superficie.

Otros trabajos que han finalizado son los de desbroce de los 30.000 metros cuadrados de los taludes, limpieza de plantas invasoras y fumigación de las riberas. De hecho, los operarios, entre los que se encuentran 6 personas desempleadas vecinos de Muskiz, ya han regenerado prácticamente el 90% de los márgenes con 4.800 plantas autóctonas.

Actualmente se encuentran "prácticamente finalizados" los tramos comprendidos entre Petronor y el puente de San Julián, y la zona que se encuentra bajo el viaducto de la autovía, ambos por el lado de la carretera a la playa. En total, suman unos 1.000 metros lineales de senda fluvial.

En ambos casos se han nivelado las superficies y se ha extendido el material que conforma el pavimento del camino destinado a los paseantes, por lo que actualmente se están colocando los bordillos de madera que delimitan esta zona. En el área que queda bajo el viaducto de la autopista, por tratarse de terreno inundable, se ha reforzado la superficie con una capa de 40 centímetros de piedra.

El plazo para ejecutar las obras de regeneración de los márgenes del río Barbadún está estimado en 4 meses y la cuantía global de las mismas en torno a los 380.000 euros, un 40% menos de lo establecido en el proyecto de licitación.

Para la ejecución de estos trabajos de regeneración de los márgenes del río Barbadún, el Ayuntamiento de Muskiz cuenta con una subvención de la dirección de Desarrollo Rural y Zonas Costeras del Gobierno vasco cuyo importe ronda los 200.000 euros. Esta actuación es la primera fase de la recuperación integral de este cauce fluvial.

El tramo comprendido desde la ferrería del Pobal hasta la iglesia de San Juan se encuentra pendiente de las autorizaciones de organismos supramunicipales como URA, la agencia vasca del agua.

Los principales objetivos de esta actuación en la zona son acondicionar un paseo para uso recreativo, teniendo en cuenta que "cada vez está más frecuentado por vecinos del municipio y turistas", integrarlo adecuadamente en un paisaje "más natural" después de su alteración tras la construcción de la refinería de Petronor, y la regeneración y protección de espacios protegidos por su interés naturalístico o por ser Lugar de Importancia Comunitaria.

Comentarios