Salvemos Cabana pide transparencia y cautela ante el proyecto de Termo-Biológicas

0
431
  • En la imagen, planta industrial de generación de biocombustible.
    En la imagen, planta industrial de generación de biocombustible.

Sobre la Entidad

Plataforma ciudadana de Cabana de Bergantiños (A Coruña, Galicia) que promueve el activismo en términos de conservación y defensa ambiental.

La Plataforma recuerda que hay una investigación abierta sobre el caso impulsada por Alternativa Galega de Esquerda (AGE) en el Parlamento de Galicia y que tanto la elevada extensión territorial necesaria como el ingente volumen de agua del proyecto, calculado en unos 20.ooo millones de litros anuales, podrían poner en cuestión su viabilidad a nivel ambiental.

En la pregunta parlamentaria planteada por Alternativa Galega de Esquerda se denuncia la opacidad de las gestiones y la completa ausencia de información pública, lo que hace que sean muchas dudas las que rodean a este proyecto tanto a nivel político como a nivel informativo para sindicatos agrarios y colectivos sociales.

AGE se pregunta, además, el "cómo es posible que con este nuevo marco normativo, y teniendo en cuenta que el sector de los biocombustibles está paralizado en Galicia, se vaya a invertir en las cantidades que se anuncian", acerca de los 300 millones de euros prometidos en medios locales.

Por otra parte, dentro del texto presentado por AGE, está "la relación de la empresa con proyectos fallidos en Canarias y Andalucía y las reclamaciones multimillonarias por daños y perjuicios por parte de esta", haciendo referencia a que el actual presidente de Termo-Biológicas S.L., subsidiaria de la panameña Lysply Hidrógeno-Butanol-Gasolina S.A., aparece como titular de Lysply S.A., vinculada a la construcción de una central termoeléctrica solar para producir y almacenar metanol y combustible en la localidad tinerfeña de Granadilla de Abona y que en 2009 demandó a las autoridades implicadas exigiendo una indemnización de 85.000 millones de euros en concepto de daños y perjuicios tras la suspensión del proyecto, finalmente desestimada por la Audiencia Nacional.

En 2012 la situación se repitió en el desierto de Almería en un proyecto en un proyecto de la empresa Guradoor S.L. -con la participación de Lysply S.A.- para crear un huerto solar de más de 20.000 hectáreas en el término municipal de Tabernas con extensión a Murcia y Albacete y en el que igualmente tras la pérdida de financiación y el rechazo de las administraciones acabó en instancias judiciales solicitando en este caso la increíble cantidad de 620 millones de euros diarios de indemnización a contar desde mayo de 2012, correspondiendo esta al lucro cesante previsto y que tampoco salió adelante por vía judicial.

Salvemos Cabana no puede menos que manifestar su sorpresa ante los hechos presentados por AGE en el Parlamento y recogidos de manera fehaciente por diversos medios de comunicación e insta a las administraciones implicadas a actuar con la máxima transparencia y cautela ante este proyecto industrial, en un proceso en el que la información pública a la ciudadanía vaya por delante de intereses particulares o supuestos acuerdos de confidencialidad.

Promesas de sostenibilidad ante un ingente consumo de recursos hídricos

Por otra parte, aunque la empresa afirma en su web que su tarea se desarrolla "de forma limpia y sin contaminar" y que su actividad es netamente sostenible, parece olvidar que este proyecto de generación de biocombustibles necesita una extensión territorial sin precedentes de unas 2.100 hectáreas de extensión entre parcelas y zona industrial y un enorme volumen de consumo de agua de 20.000 millones de litros anuales en un momento en el que tanto la Comarca de Bergantiños como el resto de la Costa da Morte atraviesan una pertinaz sequía, lo que como mínimo deja interrogantes sobre si una iniciativa semejante puede ser viable a nivel ambiental, hecho que en su momento tendrá que ser dirimido por el organismo competente.

La zona necesita un impulso económico y mejorar sus cifras de empleo -en especial a nivel femenino y juvenil-, pero no a cualquier precio y mucho menos firmando un cheque en blanco ante los nuevos cantos de sirena que periódicamente llegan a nivel municipal. Quizás esta haya sido la mejor lección a extraer del fracasado proyecto minero de Corcoesto, el hecho de que las promesas empresariales se desarrollan en un terreno de juego cargado de sueños de grandeza pero con muchas limitaciones en la vida real.

Comentarios