Dificultad de acceso al agua en las zonas de cuarentena creadas por el ébola

0
25
  • Camino desde Kenema al distrito de Kailahun en Sierra Leona (Wikipedia/CC)
  • Oxfam Intermón alerta de que las cuarentenas masivas aumentan el riesgo de propagación del ébola.
25

Los esfuerzos para contener la propagación del ébola a través de zonas de cuarentena pobremente implementadas aumentan el riesgo de trasmisión de la enfermedad y causan dificultades innecesarias en Sierra Leona, según ha advertido este viernes Oxfam Intermón.

Esta semana se ha anunciado la creación de más zonas de cuarentena, por lo que seis de los catorce distritos del país cuentan con alguna de estas áreas. Las zonas de cuarentena correctamente implementadas sí pueden contribuir a detener la propagación del ébola.

Sin embargo, Oxfam Intermón ha mostrado su preocupación por el hecho de que las personas de muchas comunidades que se encuentran en cuarentena no pueden acceder a medios para ganarse la vida ni a servicios de salud, ni reciben suficientes productos básicos como agua o alimentos.

En algunas zonas en las que trabaja Oxfam, hasta 500 vecinos deben compartir un baño público, lo que está causando condiciones intolerables para los habitantes, que ya de por sí se enfrentan a un nivel de pobreza muy elevado.

En Freetown, Oxfam está distribuyendo 'kits' de higiene a las personas que viven en estas zonas. La falta de alimentos, agua y servicios esenciales como la atención sanitaria no relacionada con el ébola les obliga a cruzar la línea que delimita la zona de cuarentena. Otra de las principales dificultades es la falta de acceso a servicios de saneamiento.

Falta de agua y alimentos

Durante una distribución reciente en el suburbio Susan's Bay, en el centro de Freetown, el empleado del Gobierno Patrick Kamara, de 43 años de edad, ha afirmado a Oxfam que quería respetar la cuarentena, pero que no podría sobrevivir mucho más tiempo sin comida ni agua.

"La cuarentena es muy dura. Tengo una familia. Solía ir caminando al trabajo y compraba comida para mi familia. Pero ahora estamos en cuarentena, y la vida es muy difícil. No tenemos agua para beber ni cocinar en nuestras casas. Ahora no tenemos provisiones de ningún tipo", ha contado Kamara.

También ha descrito la estigmatización de las personas que abandonan la zona de cuarentena para ir a buscar enseres, añadiendo que "cada vez que salimos a comprar, nos rechazan. Dicen que es el dinero del ébola, que somos la gente del ébola. Estamos estigmatizados", ha señalado.

"Las zonas de cuarentena deben ser un último recurso. Se deben hacer esfuerzos para mantener los derechos de la población. Las áreas de cuarentena pobremente implementadas pueden hacer la vida aún más difícil a comunidades que, en muchos casos, ya son pobres, marginadas y vulnerables", ha afirmado la directora de Oxfam en Sierra Leona, Thynn Thynn Hlaing.

"Tememos que la población trate de evitar las cuarentenas y que esto tenga un efecto en cadena provocando que otras comunidades no informen de nuevos casos de infección y muertes, o decidan cuidar de los enfermos en sus casas para evitar zonas de cuarentena, lo que aumentaría el riesgo de propagación de esta enfermedad mortal", ha añadido la directora.

El Centro de Respuesta Nacional al Ébola de Sierra Leona ha publicado recientemente nuevos protocolos de cuarentena, pero si Naciones Unidas y otras organizaciones no ofrecen una coordinación adecuada y recursos suficientes  para apoyar a las personas afectadas, este nuevo enfoque puede estar abocado al fracaso, según ha advertido Oxfam.

La Organización ha hecho un llamamiento al Gobierno del país y a Naciones Unidas para que garanticen las necesidades básicas de la población afectada como parte de las medidas de cuarentena.

Comentarios