#SmartWater: La entrevista a Xavier Blanch

0
500

Sobre la Entidad

Águeda García de Durango
Responsable de Contenidos y Comunidad en iAgua.
  • Xavier Blanch.

Xavier Blanch cursó estudios de Ingeniería de Telecomunicaciones. Empezó su carrera profesional en la empresa de infraestructuras CAMUNSA, dónde desempeñó durante 4 años los cargos de Ingeniero de Proyectos de Automatización y posteriormente como Responsable de Desarrollo de Negocio en Instituciones Europeas.

Desde 1995 hasta el 2000 trabajo como Key Account Manager y Product Manager de G2 (Inteligencia Artificial) en la multinacional ORSI. En los últimos 12 años trabajó en Siemens como ejecutivo en los sectores de Energía, Industria e Infraestructura y Ciudades. En el transcurso de su experiencia laboral ha podido profundizar en diversas tecnologías y soluciones para las más diversas áreas, desde la automatización industrial, tratamiento de residuos urbanos, la purificación del agua, las energías renovables, building technologies, vehículo eléctrico, soluciones de movilidad hasta las Smart Grids. A través del conocimiento de las tecnologías y soluciones que requieren las Smart Cities, condujo el sector de las Smart Cities en Siemens España.

Pregunta - Existen multitud de definiciones para ‘Smart City’ ¿Cuál es su definición personal?

Respuesta - Una Smart City es una ciudad que planifica, prioriza, implementa e integra proyectos y servicios de la mano de las nuevas tecnologías con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, el desarrollo del municipio y la productividad del sector empresarial bajo una perspectiva de sostenibilidad y eficiencia.

 P. - ¿Qué elementos comunes tienen, en su opinión, todas las Smart Cities?

R. - En mi opinión, todas ellas buscan un nuevo modelo de ciudad basado en la eficiencia y la sostenibilidad aprovechando las tecnologías para llevarlo a cabo.

La Smart City necesita de Smart Citizens.

P. - En materia de agua, ¿cuáles cree que son los principales retos que afrontan las ciudades en el futuro?

R. - Uno de los retos principales es asegurar a las ciudades el suministro de agua en cantidad y calidad suficiente. Actualmente más de la mitad de las ciudades del mundo tienen problemas de suministro y esto repercute en su crecimiento.

 P. - ¿Cómo puede mejorar una Smart City la gestión del agua?

R. - El objetivo principal de las ciudades debería ser la “Conservación del Agua” y una de las áreas de actuación desde el punto de vista de las Smart Cities deberá ser la detección y eliminación de las fugas en las redes de distribución del agua y la eficiencia en el riego urbano. La Smart City necesita de Smart Citizens, con lo cual el comportamiento inteligente de los ciudadanos en la gestión del agua es fundamental.

P. - ¿Cómo definiría una red de agua inteligente?

R. - La que ofrece a sus consumidores el suministro necesario en cada momento en cantidad y calidad de la manera más eficiente y sostenible posible.

P. - ¿Cuáles son las herramientas más importantes para implementar una gestión inteligente del agua?

R. - La gestión inteligente del agua no tiene por que basarse únicamente en introducir tecnología en la red e instalaciones de las urbes para que sea más Smart , ni tampoco basarse en educar a los ciudadanos en un uso eficiente del agua en sus hogares.

Hay vías complementarias a la aplicación de tecnología en la gestión inteligente del agua. Una vía complementaria y con repercusión directa en la cantidad de agua disponible para las ciudades podría ser la realización de Acuerdos Urbano-Rurales para que los agricultores de la cuenca de las ciudades redujeran su consumo de agua (Smart Agriculture) y esta reducción fuese utilizada por las ciudades .Según un estudio reciente, con una reducción del 20% del consumo del agua para la agricultura tendríamos más agua disponible que toda la que consumen las ciudades y la industria juntas . Las Smart Cities necesitan de Smart Actions.

 P. - ¿En qué tipología de ciudad (grande, pequeña, mediana) es más sencillo aplicar la filosofía Smart Water?

R. - Aquí como en todo ámbito tecnológico, existen economías de escala que hay que aprovechar; por supuesto que puede actuarse en el ámbito local, incluso hay muchas propuestas en el ámbito hiperlocal (sistemas de tratamiento de aguas grises por edificios), pero la repercusión económica de la construcción y explotación de sistemas centralizados gana la batalla de la eficiencia económica. En este sentido desde hace muchos años en las zonas de población dispersa ya se tiende a mancomunar los sistemas de tratamiento y depuración de aguas, con evidentes beneficios en la calidad y garantía del servicio.

P. - ¿Qué ejemplos de Smart City destacaría en España? ¿Y en el resto del mundo?

R. - Las ciudades referentes en España podrían ser Santander, Málaga y Barcelona, pero indudablemente hay muchas ciudades medianas y pequeñas que no tienen gran repercusión mediática, pero que sin embargo hace tiempo que están trabajando intensamente y sin tantos recursos como las antes citadas. Debido a su escala, los gobiernos de las ciudades más pequeñas tienen una mayor capacidad de interactuar con sus ciudadanos y empresarios locales. La recolección, manejo y análisis de datos puede permitir a los gobiernos de las ciudades medianas y pequeñas dirigirse a un problema específico, y gestionar y adaptarse más rápidamente a medida que cambian las necesidades. Como ejemplo destacaría Sabadell y Terrassa, dos ciudades medianas que sin hacer mucho ruido han conseguido que sus ciudadanos puedan disfrutar de múltiples proyectos en el ámbito de las Smart Cities.

A nivel Europeo destacaría sin lugar a duda a Copenhague, Estocolmo y Ámsterdam y a nivel mundial Toronto y Nueva York.

La Comisión Europea en el periodo 2014-2020 podría destinar unos 11.000 millones de euros para proyectos relacionados con las Smart Cities

P. - ¿Cree que apoyan las administraciones públicas españolas la investigación y la puesta en marcha de estas iniciativas?

R. - Lamentablemente en la situación de crisis actual no podemos contar con su apoyo económico, aunque son conscientes de la importancia de dichas iniciativas.

P. - ¿Y las europeas?

R. - Es la principal vía de obtención de fondos para realizar proyectos de Smart Cities . A través de programas como el FP7 o el Horizon 2020 se pueden obtener ayudas muy interesantes para la realización de proyectos en el ámbito de las Smart Cities. La Comisión Europea en el periodo 2014-2020 podría destinar unos 11.000 millones de euros para proyectos relacionados con las Smart Cities.

P. - ¿Cree que incrementará la generalización de la gestión inteligente la rentabilidad de las empresas gestoras del ciclo integral del agua?

R. - La gestión inteligente del agua implica disponer de más información y control sobre los recursos de las empresas gestoras y de sus consumidores, sin lugar a duda esto debería permitir que fuesen más eficientes y rentables (dependerá del buen uso de la información para tomar las decisiones correctas).

P. - Para finalizar, ¿qué iniciativas o servicios de su empresa destacaría en el ámbito de las Smart Cities?

R. - Tanto Smart Partnership como Smart Cities Institute están orientadas a cubrir dos de los ejes principales de las Smart Cities: la financiación y la formación.

Desde Smart Partnership buscamos subvenciones, principalmente Europeas, para desarrollar proyectos de innovación en el ámbito de las Smart Cities, acompañando a nuestros clientes, tanto públicos como privados, en todo el proceso. En el último año hemos conseguido unos 7 Millones de Euros en subvenciones para la realización de proyectos Smart Cities.

Por otra parte, desde Smart Cities Institute participamos en el desarrollo presente y futuro de las ciudades a través de la transferencia del conocimiento y experiencias en el ámbito de las Smart Cities, ofreciendo contenidos de formación en todos los ámbitos de las smart cities, tanto en on-line como presencial.

Comentarios