#SmartWater: La entrevista a Rubén Cánovas

0
491

Sobre la Entidad

Águeda García de Durango
Responsable de Contenidos y Comunidad en iAgua.
  • Rubén Cánovas

Rubén Cánovas Mas es Ingeniero Informático. Su experiencia profesional ha estado ligada al Sector Público en los últimos siete años, de los cuales los últimos dos y en la actualidad se encarga de desarrollar y llevar a cabo el plan de negocios en Smart Cities dentro de everis. Actualmente trabaja en everis, como responsable de Smart Cities de everismart, iniciativa que engloba toda la oferta de soluciones Smart de la compañía.

Pregunta - Existen multitud de definiciones para ‘Smart City’ ¿Cuál es su definición personal?

Respuesta - Este término está ampliamente utilizado para nombrar la transformación actual a la cual las ciudades se enfrentan. Aunque desde mi punto de vista siempre han estado tratando de ser más inteligente desde que existen. Quizás debiéramos preguntarles a los etruscos, que gobernaron el Imperio Romano en el siglo VI AC, si fue inteligente la introducción de la red de alcantarillado en la urbe romana.

También, erróneamente se tiende a llamar ciudad inteligente a cualquier ciudad que promueva iniciativas de mejora a través del despliegue de nuevas tecnologías.

El concepto de Smart City debe plantear una visión transformadora, holística e integral de la ciudad.

Sin embargo, el concepto de Smart City debe ir más allá del hecho de la aplicación de las últimas innovaciones tecnológicas para una ciudad, sus procesos y servicios, y más allá del hecho de dar un nombre elegante a la enésima transformación del espacio urbano. El concepto de Smart City debe plantear una visión transformadora, holística e integral de la ciudad, centrándose en el ciudadano como objetivo final y agente impulsor de esta transformación; y hablando de transparencia, participación, eficacia, eficiencia, agilidad, reducción de costes, integración, cooperación, sostenibilidad y sistema de sistemas.

P. - ¿Qué elementos comunes tienen, en su opinión, todas las Smart Cities?

R. - Los elementos comunes que destacaría serían: la eficiencia, la sostenibilidad en sus ámbitos económico, social y medio ambiental; que sean participativas, abiertas, transparentes y responsables de su gestión y de sus relaciones con todos los agentes sociales; que apuesten por la innovación y sean capaz de repensar los modelos tradicionales de prestación de servicios y las estructuras de ciudad.

Pero también, digitales e interconectadas, que utilicen las nuevas tecnologías como herramientas para avanzar en su desarrollo, las TIC no como un fin en sí mismo, sino como un medio para un fin.

Finalmente, es de gran importancia que estén orientadas a la mejora continua de sus parámetros de sostenibilidad, eficiencia y bienestar. 

P. - En materia de agua, ¿cuáles cree que son los principales retos que afrontan las ciudades en el futuro?

R. - Como el resto de servicios públicos que tienen lugar en la vía pública y ligados a los procesos internos de las ciudades, el ciclo del agua es de vital importancia, pues sin una gestión adecuada las ciudades no podrían existir tal y como las conocemos.

Mejorar los diferentes puntos de dicho ciclo inciden de forma directa en el bienestar del ciudadano que como apuntaba anteriormente debe ser el fin último de esta transformación. Desde el abastecimiento hasta el tratamiento de las aguas residuales.

 Igualmente, también reportan un beneficio a las empresas gestoras del ciclo integral del agua. 

P. - ¿Cómo puede mejorar una Smart City la gestión del agua?

R. - Desde un punto de vista orientado al ciudadano, aplicar las tecnologías actuales a la gestión del agua puede revertir en una mejor calidad del bien gestionado, una mayor eficiencia en cuanto a los recursos necesarios, ya sean humanos, materiales o del propio bien. Hay tecnologías en la actualidad que, por ejemplo, permiten identificar y localizar donde se está produciendo una fuga.

P. - ¿Cómo definiría una red de agua inteligente?

R. - Aquélla que puede de ser gestionada de forma eficiente y es capaz de prever y avanzarse a los posibles problemas e incidencias. Todo ello haciendo uso de la tecnología y mediante la transformación y la mejora de los procesos asociados a todo el ciclo integral del agua. Incidir mínimamente en alguno de los puntos de la red de distribución o de tratamiento puede suponer una ventaja competitiva para las empresas.

Además a través de la tecnología también se puede tener una foto clara de que está pasando y la información facilita la mejora continua de todos los procesos asociados y la toma de decisiones.

P. - ¿Cuáles son las herramientas más importantes para implementar una gestión inteligente del agua?

La instalación de contadores inteligentes permite a las compañías ofrecer servicios de valor añadido

R. - Una y fundamental es el cambio de paradigma: uno, hacia la anticipación de problemas e incidencias y, dos, como comentaba anteriormente, instaurar mecanismos que permitan el seguimiento de la calidad y mejora continua de los diferentes procesos asociados al ciclo integral del agua.

Proveer al ciudadano que disfruta y es usuario final del servicio de tecnologías que permitan un servicio con un alto valor añadido. Por ejemplo, la instalación de contadores inteligentes permite a las compañías ofrecer servicios de valor añadido, además de facilitar la obtención de patrones de consumo que permitan hacer ofertas más adecuadas a las necesidades del usuario final.

P. - ¿En qué tipología de ciudad (grande, pequeña, mediana) es más sencillo aplicar la filosofía Smart Water?

R. - Aunque las grandes ciudades son grandes devoradoras de recursos, la mayor magnitud de población urbana, al menos en Europa, se concentra en las ciudades medianas.

Dicho esto, no creo que sea una cuestión de tamaño en este caso, porque desplegar cualquier tecnología concreta no tiene porqué ser en la totalidad del territorio, se puede hacer un despliegue gradual, con lo que aquí no influiría el tamaño de la ciudad. Lo que sí es obvio es que cuando mayor sea el número de ciudadanos afectados más complejo será llevarlo a cabo, por ello en este caso será mejor implantar tecnologías smart maduras y dejar los pilotos para entornos más controlados: ciudades más pequeñas o los denominados Urban City Lab que cada vez son más presentes en las ciudades que hacen una apuesta decidida por esta transformación.

P. - ¿Qué ejemplos de Smart City destacaría en España? ¿Y en el resto del mundo?

No son pocos los ejemplos de ciudades españolas que han realizado su plan estratégico para convertirse en una Smart City

R. - En España en general se está haciendo un esfuerzo importante en torno a las ciudades, no son pocos los ejemplos de ciudades españolas que han realizado su plan estratégico (o al menos una reflexión) para convertirse en una Smart City, algunos ejemplos podrían ser Málaga, Santander o Coruña. También las hay que están trabajando en la creación del ecosistema y el mercado (en consecuencia, creación de puestos de trabajo) entorno a las soluciones smart, es el caso de Barcelona o Valencia. En cuanto al agua son las compañías concesionarias las que están llevando mayormente el peso de la transformación.

En el resto del mundo se podrían destacar muchos casos y aun así me dejaría alguno por mencionar. No obstante la ciudad más relevante en todos los ránquines es Ámsterdam que ya en su día hizo una apuesta muy ambiciosa entorno a la reducción de las emisiones de CO2. Aunque se está apostando por ello en diferentes países como Brasil (Río de Janeiro), Colombia (Bogotá o Medellín), Chile (Santiago), Malta o incluso en el Oriente Próximo, en este caso, es de especial relevancia los proyectos relacionados con el Smart Water ya que el agua en aquellas latitudes es un bien escaso.

P. - ¿Cree que apoyan las administraciones públicas españolas la investigación y la puesta en marcha de estas iniciativas?

R. - Ahora está habiendo una apuesta decidida de las Administraciones públicas. De hecho, los primeros impulsores fueron las ciudades como tal y la Unión Europea a través de sus mecanismos de financiación a la innovación. Pero en los últimos tiempos, de los Gobiernos Locales se ha ido escalando hasta llegar hasta las más altas instancias de la Administración.

Tanto Diputaciones, Autonomías como el Gobierno a través de diferentes mecanismos han empezado a realizar pasos que permiten apoyar el sector, por poner algunos ejemplos concretos: 

  • Existen líneas de financiación específicas al I+D+i que dependen de los Ministerios y que aplican a las Smart Cities.
  • Se ha formado grupos de trabajo para la normalización de la Smart Cities como AEN/178 de AENOR.
  • Hay iniciativas de las que participan los diferentes niveles de la Administración como es la Red Española de Ciudades Inteligentes integrada por municipios y entidades que agrupan municipios.
  • Las Agendas Digitales o Planes estratégicos ya incluyen apartados específicos centrados en las Smart Cities, un ejemplo reciente es la Agenda Digital de la Comunidad Valenciana que dedica la línea 1.4 al desarrollo de estas iniciativas o la Agenda Digital de Coruña .

P. - ¿Y las europeas?

R. - De manera decidida a través del programa Horizon 2020 que es el mecanismo de financiación de la Unión Europea para temas de innovación, que estará dotado de 80.000 millones de euros y que entrará en vigor en 2014. Además de la dotación destacar que Europa dará un peso importantísimo a todo aquello que rodee el mundo smart de acuerdo con sus líneas estratégicas.

Esto hace que el desarrollo de las Smart Cities sea un punto prioritario en cualquier agenda, ya sea institucional, de investigación o de negocios.

P. - ¿Cree que incrementará la generalización de la gestión inteligente la rentabilidad de las empresas gestoras del ciclo integral del agua?

R. - Sin duda, además no sólo se debe hacer eficientando los procesos y las tarifas, qué también, pero sobre todo porque las nuevas tecnologías permiten desarrollar nuevos modelos de negocio y ampliar su cartera de servicios ofreciendo, como decía anteriormente, servicios de valor añadido al ciudadano.

P. - Para finalizar, ¿qué iniciativas o servicios de su empresa destacaría en el ámbito de las Smart Cities?

R. - everis formó hace un par de años la iniciativa everismart que reúne toda la cartera de soluciones inteligentes desde una perspectiva global y multisectorial. En everismart participan expertos de everis en sector público, telecomunicaciones, industria, utilities y tecnología; y en eficiencia, sostenibilidad, agua, energía e innovación.

 everismart ha realizado un estudio mediante herramientas de inteligencia colectiva sobre la transformación a nivel mundial que implica que todos estamos comunicados a través de máquinas, y su impacto en la forma de hacer negocios, gestionar el área pública y privada, instituciones sin fines de lucro, entre otras. El informe identifica las claves para desarrollarse en el futuro y comprender cómo generar nuevos negocios dentro del mundo Smart.

La cartera de servicios de everis en Smart Cities se basa principalmente, por un lado, en el diseño e implementación de un enfoque estratégico top-down de la ciudad, por otro lado, en los nuevos modelo de gestión de servicios y, finalmente, somos capaces de ofrecer una oferta de alto valor añadido que van de las tecnologías de abajo (p.e. soluciones M2M) hasta los sistemas de gestión global o los sistemas verticales de gestión de la movilidad, la energía, el agua, la seguridad, etc.

Aportando nuestro expertise y conocimientos a los diferentes actores de la cadena de valor de las Smart Cities. 

Comentarios