La sequía y los conflictos armados aumentan la inseguridad alimentaria en Somalia

0
111
  • sequía y conflictos armados aumentan inseguridad alimentaria Somalia
  • Según la ONU, 300.000 niños sufren inseguridad alimentaria debido a la violencia y la sequía.
111

El número de personas que sufre inseguridad alimentaria en Somalia ha ascendido a 5 millones, lo que supone más del 40 por ciento de la población, según ha denunciado la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que ha alertado de que hay unos 300.000 niños menores de cinco años en riesgo de hambruna.

"Las organizaciones humanitarias están preparadas para poner en marcha una respuesta en aras de ayudar a aquellas familias que no puedan acceder a los alimentos diarios necesarios", ha indicado Peter de Clercq, el coordinador de asuntos humanitarios de la ONU en Somalia.

"Hemos obtenido fondos para cubrir el 32 por ciento del Plan de Respuesta Humanitaria para Somalia de 2016, pero necesitamos urgentemente más recursos para poder enfrentarnos a la malnutrición y la falta de acceso a alimentos básicos en el país", ha añadido.

Según la Unidad de Análisis de Nutrición y Seguridad Alimentaria de la FAO, más de 1,1 millones de personas no logran acceder a los alimentos básicos diarios y 3,9 millones de somalíes necesitan ayuda para reducir el riesgo de pasar a formar parte de los grupos más afectados.

La malnutrición afecta a unos 1,1 millones de desplazados internos que, según la FAO, encuentran en una situación de riesgo potencial ante posibles desastres naturales

Según la ONU, la sequía y la violencia del grupo terrorista Al Shabaab han provocado que desde febrero otras 300.000 personas se hayan visto afectadas. "La situación es muy preocupante. La cifra de refugiados que ha decidido regresar al país no ha dejado de aumentar", ha informado la ONU en un comunicado.

Miles de personas regresan a Somalia

Según datos de la ONU, miles de refugiados han decidido regresar a Somalia este año desde Dabaab (Kenia), el mayor campo de refugiados del mundo después de que las autoridades alertaran de un posible cierre.

La malnutrición afecta a unos 1,1 millones de desplazados internos que, según la FAO, encuentran en una situación de riesgo potencial ante posibles desastres naturales. Un 58 por ciento de la población que sufre malnutrición está formado por refugiados.

Muchos de los menores podrían perder la vida si no reciben tratamiento, según ha alertado la ONU, que ha señalado que necesita fondos para hacer frente a la situación. La mayor parte de las 260.000 personas que murieron como consecuencia de la hambruna que tuvo lugar en Somalia en 2011 eran niños.

La producción de cereal ha aumentado en el norte del país. Sin embargo, la sequía ha afectado a otras zonas de Somalia, donde, según las previsiones, el fenómeno meteorológico de la Niña provocará un aumento de la inseguridad alimentaria en el país.

Comentarios