María Gámez: “Las primeras facturas del agua ponen de manifiesto que llevamos razón y que el alcalde de Málaga miente a los malagueños”

0
41
41
  • Registro de la petición de un pleno extraordinario sobre EMASA.
  • Los socialistas advierten de la “importancia” de su celebración y critican que se convoque junto a la sesión ordinaria del mes de enero.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Málaga ha presentado en el Registro General la petición formal para que se convoque de forma extraordinaria y urgente un pleno municipal para abordar la “subida encubierta” y el “tarifazo” aplicado en el recibo del agua, con el objetivo de aprobar un nuevo sistema tarifario “más justo”.

Junto a la petición de pleno, respaldada también por el Grupo Municipal de Izquierda Unida, los socialistas han registrado una moción en la que se demanda la paralización de la nueva forma de facturación del consumo de agua, “plagada de fallos e incorrecciones que están perjudicando gravemente a muchas familias malagueñas”, así como el establecimiento de una moratoria en la entrada en vigor de las nuevas tarifas para los contadores totalizadores existentes en las comunidades de propietarios “hasta que se encuentren subsanados los problemas relacionados con el padrón municipal”.

Igualmente, se propone modificar los bloques de facturación del nuevo sistema “para que se recoja la bonificación eficiente por un consumo responsable del agua, y se realice una distribución de bloques más justa que no penalice a las viviendas de familias con menos de tres miembros empadronados”, y se insta a que se proceda a la revisión de todas las facturas remitidas a partir del 1 de noviembre de 2013, y así subsanar los errores detectados en las primeras facturas y se devuelva el dinero cobrado indebidamente.

Los grupos de la oposición demandan también a que se estudie la fórmula más adecuada para asegurar la cobertura de acceso al agua con un mínimo humano garantizado

Los grupos de la oposición demandan también a que se estudie la fórmula más adecuada para asegurar la cobertura de acceso al agua con un mínimo humano garantizado, “y una moratoria en los cortes por impago a personas en situación de insolvencia sobrevenida e involuntaria”, y el aumento del Fondo Social de EMASA en los actuales presupuestos municipales hasta 500.000 euros.

La portavoz socialista, María Gámez, ha demandado “coherencia y sensibilidad” al equipo de gobierno del PP “para modificar el tarifazo que castiga a la mayoría de los hogares”. “Desde la propuesta de facturar el consumo de agua por precios privados, en lugar de por tasas, hemos venido denunciando la subida encubierta que iban a sufrir los malagueños, y en especial las familias de uno o dos miembros, constituidos especialmente por mayores”, ha señalado.

En este sentido, ha recordado la campaña iniciada en el mes de octubre “Más claro que agua”, en la que se reclamaba ya la paralización del nuevo sistema tarifario antes de su entrada en vigor a principios de noviembre, y a la que se une otras posteriores como “Las ocho mentiras del PP sobre la subida del recibo del agua”, en la que “desenmascaramos el verdadero incremento que castiga el consumo responsable”.

Manifiesto

El Grupo Municipal Socialista ha mantenido reuniones, ante la alarma social creada, con las federaciones de vecinos y colectivos sociales de la ciudad, y se ha promovido un manifiesto que ha sido respaldado por más de una veintena de asociaciones “para reclamar la paralización del nuevo sistema de facturación.

“Las primeras facturas han puesto de manifiesto que llevábamos lamentablemente razón y que el alcalde de Málaga volvía a mentir a los malagueños”, ha declarado, al tiempo que le ha exigido que “escuche a los ciudadanos que le están pidiendo que modifique la nueva forma de facturación para que sea justa para todos, estableciendo las medidas correctoras que sean necesario para ellos”.

“Durante este tiempo el equipo de gobierno ha hecho hincapié en las bondades del nuevo sistema, cuando lo que hace es penalizar el consumo responsable cuando fija los primeros bloques de facturación muy por debajo del gasto medio recomendado”, ha manifestado, a la vez que ha recordado que “los malagueños han ido moderando el consumo de agua pasando de los 4 metros cúbicos por persona y mes en 2012 a algo más de 3 metros cúbicos en 2013”.

En este sentido, ha explicado que los socialistas ya plantearon, tanto en las enmiendas al nuevo sistema de facturación como en numerosas mociones, el establecimiento de una bonificación eficiente que sí fomente el consumo responsable dirigida a todos los abonados que consuman por debajo de los 112 litros.
Espectáculo “esperpéntico”

Por último, la portavoz socialista ha criticado el “lamentable espectáculo esperpéntico” ofrecido por el alcalde, cuando afirmó que se cronometró en la ducha. “La ciudad de Málaga y los malagueños no se merecen unas manifestaciones de este tipo que ponen de relieve la escasa altura política del regidor malagueño”, ha destacado.

“Ya tuvimos en su día bastante con Villalobos y su hueso del puchero como para tener ahora otro bochorno”, ha señalado, a la vez que le ha pedido que deje de “mofarse” de los miles de malagueños “que lo están pasando tan mal como consecuencia de la crisis y que no pueden hacer frente a gastos tan básicos como el agua”.

“Este tipo de declaraciones sólo reflejan que el alcalde está fuera de la realidad de los malagueños”, ha concluido, a la vez que le ha pedido que “deje de hablar de su propia higiene y empiece a pensar cómo viven los demás”.

Comentarios