El PSOE considera que esperar a 2016 para rebajar el canon de saneamiento en Cantabria es "una tomadura de pelo"

0
25
25

El diputado socialista Miguel Ángel Palacio considera una "tomadura de pelo" y un "desprecio absoluto" a las empresas y a las familias que peor lo están pasando que el Gobierno de Diego espere hasta 2016 para aplicar la rebaja del canon de saneamiento. "Para subirlo un 74% sólo necesitaron un año y ahora para bajarlo necesitan tres", ironiza.

Para Palacio, las "situaciones críticas" de algunas familias y de algunas empresas no pueden esperar. Por ello, y puesto que en su opinión "no hay ninguna razón para retrasar esta medida", exige al Gobierno que cumpla el acuerdo que el Pleno del Parlamento aprobó por unanimidad el pasado mes de febrero de revisar y rebajar urgentemente el canon de saneamiento, debate que contó con la presencia de los trabajadores de Sniace.

"Lo que proponen para la próxima legislatura se puede hacer ya si permiten el debate y la aprobación de la ley que los socialistas presentamos en junio de 2013 y cuya tramitación fue rechazada, ya que sería de inmediata aplicación", afirma Palacio en un comunicado de prensa.

Palacio recuerda que antes de llegar al Gobierno, el presidente del PP, Ignacio Diego, prometió que bajaría el canon de saneamiento porque "era un atraco", pero en vez de esto, denuncia, "en un año lo subió un 74%", y en la Ley de Medidas Fiscales para 2013 los populares "se negaron a revisarlo y rebajarlo para las personas que no pudieran pagarlo".

El parlamentario de la oposición recuerda que también negaron la tramitación de la ley propuesta por los socialistas "aduciendo que presentarían en el mes de septiembre (2013) un proyecto para su revisión y rebaja". Proyecto que en diciembre aún no se había presentado y rechazaron que en la Ley de Medidas Fiscales para 2014 se incluyese dicha rebaja. Finalmente, en enero anuncian que la rebaja será para la próxima legislatura, relata Palacio.

"Que el Gobierno espere a la legislatura que viene para rebajar el canon de saneamiento supone, sin duda, un problema más para que las empresas y las familias sean capaces de superar y es, además, una falta total de solidaridad y de sensibilidad social", finaliza.

Comentarios