Lobón pide un IVA reducido para regadíos y estudia ayudas para el transporte de purines

0
74
74

Personalidades

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha apoyado la reivindicación del sector para que haya un Impuesto del Valor Añadido (IVA) reducido para los regadíos, al tiempo que ha explicado que estudian la posibilidad de que el próximo Plan de Desarrollo Rural para Aragón incluya ayudas agroambientales para el transporte de purines.

Así lo ha señalado durante una comparecencia ante el pleno de las Cortes de Aragón donde ha informado, a petición del PSOE, sobre las medidas ante la nueva tarifa eléctrica que afecta a los regantes y las consecuencias medioambientales de la reforma legal que ha supuesto paralizar las cuatro plantas de gestión purines de la Comunidad autónoma, todas ellas ubicadas en la provincia de Huesca.

Modesto Lobón, ha apoyado la reivindicación del sector para que haya un Impuesto del Valor Añadido reducido para los regadíos

Lobón ha recalcado que la ley que tiene estas consecuencias, de ámbito estatal, "resuelve adecuadamente un grave problema de forma global" para reducir el déficit tarifario y garantizar suministro energético en España, si bien tiene "dos subproductos negativos, la repercusión en regadíos y en los purines" ante los que el Ejecutivo "busca soluciones".

Según ha expuesto, en el caso del regadío, "el problema arranca, no ahora, sino en julio 2008 cuando desaparecen las tarifas especiales de riego en el término de potencia y se aumenta el de energía", de forma que desde ese año la tarifa eléctrica de los regantes se ha incrementado "el 1.255 por ciento", cantidad de la que "solo el 115 por ciento es responsabilidad" del Gobierno del PP en el Estado.

Lobón ha señalado que para superar esta situación han trasladado al Gobierno central las peticiones del sector, "sumamente razonables", tanto al Ministerio de Industria por parte del consejero aragonés del ramo, Arturo Aliaga, como al de Agricultura, por el mismo y hasta en 15 ocasiones, y va a seguir "con las presiones a Madrid", ha dicho.

Concretamente, reclaman un régimen especial de contratación para el regadío agrícola "para flexibilizar las condiciones de contratación", como poder solicitar modificaciones de la cantidad de potencia contratada, que esta sea la precisa en cada periodo tarifario "sin limitación alguna", que no tenga que ser necesariamente mayor que en el periodo anterior y poder acogerse a un contrato de temporada sin penalizaciones.

También demandan facilidad para la contratación conjunta, agrupando a usuarios según su perfil de consumo "para obtener mejores precios"; modificar la distribución de las horas valle en días festivos y fines de semana y posibilitar un IVA reducido de suministro eléctrico a regadíos, cuestiones todas ellas de competencia nacional, ha apostillado Lobón.

Reclaman un régimen especial de contratación para el regadío agrícola "para flexibilizar las condiciones de contratació

Uso racional

El consejero ha anunciado que en Aragón "vamos a intensificar y estimular entre las comunidades de regantes el uso racional de la energía para reducir costes", animar a crear agrupaciones de comunidades de regantes "para conseguir un mejor paquete negociador" y potenciar la Oficina del Regante "como instrumento de asesoramiento y gestión eficiente", con servicios en este sentido, así como la clasificación de las comunidades de regantes que fomenten un uso más racional de la energía.

Respecto a los purines, ha recordado que la nueva ley implica una reducción del 40% de las subvenciones a las plantas de cogeneración de energía mediante purines, algo que "puede suponer el cierre de las 29 que hay en España, cuatro de ellas en Aragón", cuestión que afecta tanto al medio ambiente como la viabilidad de estas instalaciones.

Las cuatro plantas de la Comunidad autónoma son privadas, implican 55 puestos de trabajo directo y 250 inducidos, dependen de ellas 170 explotaciones ganaderas sin tierras de cultivo para verter sus purines, que no están ubicadas en zona vulnerable y tienen la autorización medioambiental integral, ha relatado Lobón, que ha indicado que el Gobierno aragonés va a "apoyar y dar licencia" a gestores intermediarios que busquen terrenos para este fin.

Además, estudia "la posibilidad de que en el próximo plan de desarrollo rural haya ayudas agroambientales para el transporte de purines" y va a procurar que también en el próximo plan nacional las contenga. En este punto, ha comentado que el lunes de la semana pasada el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, le señaló que "está buscando una solución" y él le sugirió "que las agroambientales pueden contribuir a paliar" la situación.

Peso de Lobón y Rudi

El diputado del PSOE, Ramón Laplana, ha expuesto que después de potenciar el regadío y su modernización, los agricultores deben ahora enfrentarse a una subida del coste energético que representa el 30% del gasto final en la producción y ha asegurado que si Lobón consigue que Madrid acepte sus peticiones le felicitará, pero "no sé qué pesa usted, Rudi o el señor Soria, que nos está jorobando a todos", ha dicho en referencia a la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y al ministro de Industria, José Manuel Soria.

Respecto a los purines, ha advertido del cierre de explotaciones ganaderas y ha propuesto que sean los trabajadores de la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (SARGA), "que van a dejar de hacer la recogida de cadáveres de animales por su privatización", los que desarrollen un "sistema de recogía de purines y traslado a otros territorios", aportando una cantidad de dinero el ganadero, el Gobierno de Aragón y el agricultor que cede las tierras.

El diputado del PP, José Manuel Cruz, ha defendido la reforma legislativa del Gobierno central para "eliminar el déficit de tarifa y dotar al sistema de estabilidad", si bien supone un aumento de la tarifa eléctrica al regadío, que "se suma a las anteriores", y "la disminución de las primas percibidas por las instalaciones de cogeneración" mediante purines.

El parlamentario ha defendido que en regadío debe haber "un régimen especial de contratación, adaptado a sus necesidades de presencia de cultivo", una "reivindicación justa" porque consiste en "pagar por lo que se usa", mientras que las plantas de purines "podrían acogerse a un régimen especial" y disponer de ayudas a través de los nuevos planes de desarrollo rural, para estimar que "el Gobierno de Aragón está haciendo los deberes".

Los agricultores deben ahora enfrentarse a una subida del coste energético que representa el 30% del gasto final en la producción 

El diputado del PAR, Joaquín Peribáñez, ha remarcado que estos son "dos sectores muy importantes" para "el territorio y el medio rural". Del primero, ha enfatizado que "ha conseguido ser más competitivo y eficiente en el control del agua, con un esfuerzo económico" y ahora la subida tarifaria "hace que se tambalee" por lo que ha apostado por "adecuar las facturas a la necesidad de riego", mientras que también se crea "un interrogante de la viabilidad de la actividad ganadera", ha estimado.

El diputado de CHA, Joaquín Palacín, ha argumentado que "solo están contentas las grandes empresas energéticas, que se van a repartir los beneficios", pero el sector agrícola "ya ha salido a la calle y se preparan otras concentraciones", para apuntar la pérdida de rentabilidad, competitividad e inversiones en el regadío con las nuevas decisiones, así como de empleo en el caso de los purines, mientras que los ganaderos afectados "no saben qué hacer" con estos.

El diputado de IU, Miguel Aso, ha apostado la reducción del IVA al regadío y otras medidas ante un sector eléctrico que ejercer un "oligopolio" y un Gobierno que "toma posición" a favor de este último y expresa "falta de compromiso total" con la agricultura, "más preocupado por resolver problemas como el de Garoña que por otro tipo de energías como las renovables" o de cogeneración.

Comentarios