Se recogen 34.000 firmas en un mes contra la nueva tarifa del agua en Málaga

0
61
61
  • Málaga (Wikipedia).

La Iniciativa Ciudadana Contra el Tarifazo del Agua ha presentado este martes en rueda de prensa un total de 33.807 firmas, recogidas en apenas un mes, para pedir al alcalde, Francisco de la Torre, la paralización del nuevo y controvertido sistema tarifario de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa) y su rectificación.

Entre el centenar de colectivos adheridos, se encuentran federaciones vecinales, asociaciones de vecinos de distintos distritos, de mayores y profesionales, Facua, sindicatos y PSOE e IU.

Tras presentar las firmas, la portavoz de la Iniciativa Ciudadana, Dolores García, junto con los portavoces de IU y PSOE en el Ayuntamiento, Eduardo Zorrilla y María Gámez, respectivamente; representantes vecinales y sindicatos, han vuelto a pedir al alcalde que "ceda, escuche y rectifique", y que abra un diálogo con todos los colectivos sociales.

La Iniciativa Ciudadana Contra el Tarifazo del Agua ha presentado 33.807 firmas, recogidas en apenas un mes

La campaña continuará al menos hasta este domingo, día en el que han convocado una manifestación, que partirá a las 12.00 horas desde la plaza de la Constitución y que recorrerá el centro histórico. De modo que el número definitivo de firmas que se presentarán, previsiblemente, la próxima semana en el Registro General del Ayuntamiento, podría ser superior.

"Equivocarse puede cualquiera, lo que no se puede hacer es no rectificar cuando uno se equivoca", ha manifestado García, quien ha acusado al alcalde de estar "ignorando a muchas miles de personas".

Así, la portavoz ha reivindicado que la campaña "es un trabajo de la sociedad civil organizada", y ha exigido a De la Torre que escuche a las 33.807 personas que la han respaldado. Asimismo, ha avisado de que "vamos a continuar hasta que consigamos que la tarifa del agua sea justa y equitativa, y que no penalice a la mayor parte de los ciudadanos".

Por su parte, Zorrilla ha pedido a De la Torre que "no dé la espalda a los sacrificios que está haciendo la mayoría de la ciudadanía", argumentando que "esta medida no viene sola", sino que se enmarca en un contexto de "bajada de salarios, subida del paro, estancamiento de las pensiones, precarización del empleo e incremento de impuestos".

El portavoz de IU ha pedido también a De la Torre "respeto" para las asociaciones que forman parte de la Iniciativa, y a las que, a su juicio, "está vilipendiando y ofendiendo con una campaña de intoxicación en la que se dice que se está engañando a los ciudadanos a la hora de pedirles que firmen".

Del mismo modo, la portavoz socialista ha exigido al primer edil que "no insulte a los malagueños que han firmado, menospreciando su firma como hasta ahora hemos oído, diciendo que están manipulados o que no sabían lo que firmaban". Por último, ha pedido a los ciudadanos que acudan a la manifestación de este domingo "para demostrarle a De la Torre que tiene a la ciudad en su contra y que debe rectificar".

Gámez ha valorado que las firmas recabadas son una "demostración del empeño de los malagueños en no dejarse asfixiar por las políticas de De la Torre", a la vez que son también "una demostración del fracaso del alcalde".

De cara a la manifestación, han señalado que esperan que haya una amplia participación, dada la respuesta "bastante receptiva" en la campaña. "Detectamos que esta subida del agua ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de muchos", ha señalado Zorrilla.

Vecinos y sindicatos

 Al-Andalus y UCE sí defienden, al igual que otras entidades como Adicae, el modelo de facturación por habitante, en lugar de por vivienda

En la misma línea se han pronunciado algunos de los representantes de las asociaciones de vecinos integradas en la Iniciativa. Así, Salvador Velasco, de la Federación 'Solidaridad', ha pedido al regidor diálogo, incidiendo en que los vecinos están "aterrorizados" y que a la sede de su asociación "no paran de llegar con facturas que son auténticos disparates, algo insoportable después de la subida de tantas cosas".

Desde la asociación vecinal Viña de la Sierra, de Churriana, su presidente, José Luis Sánchez, ha querido dejar claro que la Iniciativa "no es un movimiento político como el PP está intentando transmitir, sino que surgió de los ciudadanos". A su juicio, el nuevo sistema "no solo se ha hecho para recaudar más, sino para dividir a la población e intentar evitar que el cien por cien de los ciudadanos se manifiesten".

Por último, los sindicatos CCOO y UGT han alentado a la participación en la manifestación del domingo, y han hecho referencia al hecho de que Málaga "está muy castigada por el paro". Así, la secretaria de Igualdad y Formación de UGT de Málaga, Alicia Fernández, ha sostenido que muchas familias "solo se sostienen con las pensiones, y precisamente los pensionistas van a ser los más castigados".

El secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO de Málaga, Juan Antonio Perles, ha criticado que el nuevo sistema "no está ajustado para que suponga un ahorro, sino, todo lo contrario, está pensado con un claro afán recaudatorio".

A favor del nuevo sistema

Por otro lado, también se han pronunciado este martes en rueda de prensa Al-Andalus y UCE, las otras dos organizaciones de consumidores que, junto a Facua, participaron en el diseño del nuevo sistema tarifario de Emasa, y, sin embargo, sí defienden, al igual que otras entidades como Adicae, el modelo de facturación por habitante, en lugar de por vivienda.

La secretaria general de Al-Andalus de Málaga, Teresa Martín, y la coordinadora provincial de Unión de Consumidores, Margarita Benítez, han vertido duras críticas sobre lo que consideran "una manipulación política", y han expresado su "completo acuerdo" con la tarifa por habitante.

"Es muy beneficiosa, completamente justa, trata a los ciudadanos por igual, y, por supuesto, rectifica aspectos negativos de los grandes métodos para tarificar el agua", han defendido.

Han insistido en que con su posicionamiento no están defendiendo la postura del equipo de gobierno del PP, sino "un trabajo que nosotros mismos hemos realizado". Al mismo tiempo, han asegurado que respetan a todas las personas que han firmado en contra, pero "no podemos permitir que se siga manipulando".

El número definitivo de firmas que se presentarán la próxima semana en el Registro General del Ayuntamiento podría ser superior

UCE y Al-Andalus han anunciado que, "ante la campaña política generada para el desprestigio del nuevo sistema", van a comenzar a recabar el apoyo de las asociaciones que están conformes. "Entendemos que muchas se abstienen con tal de no entrar en este conflicto", han señalado.

No obstante, han asegurado que "no queremos enfrentar a unas con otras, sino que aquellas que están a favor de la tarifa se sientan respaldadas por organizaciones de consumidores".

Según han mantenido, "los ciudadanos están confundidos", y se ha creado "una guerra clara con respecto al agua, en la que un vecino se tiene que pelear con otro porque a uno le sube y a otro le baja".

Al respecto, han sostenido que "no se pueden utilizar política y mediáticamente casos concretos de las barriadas, como lo de los contadores, para manipular a la población con el objetivo de que apoyen el manifiesto". "Muchas personas han firmado porque se les ha dicho que les va a subir el agua, y no es así, es mentira", han insistido.

"Como organizaciones de consumidores no podemos ser líderes de un movimiento electoralista porque esta iniciativa ciudadana ha sido claramente manipulada con el fin de ganar votos", han criticado, considerando que "eso no es justo".

Respecto a Facua, UCE y Al-Andalus han incidido en que en los dos años y medio en los que han trabajado las tres organizaciones, junto con Emasa, en el nuevo sistema "nunca estuvieron en contra y tenían conocimiento tanto de los bloques como de lo que podría subir a algunos".

"Facua no ha podido alegar absolutamente nada porque no tiene ni siquiera documentación que acredite que ellos estaban en contra, tienen que dejar de engañar a la ciudadanía", han concluido.

Comentarios