Continúan los trabajos de reparación del túnel colapsado del trasvase Tajo-Segura en Ulea

0
229
229
  • Reparación del túnel colapsado del trasvase Tajo-Segura en Ulea

(CHS) A día de hoy se están perforando los últimos ocho metros de los 3,4 kilómetros totales sobre los que se ha actuado (hay que recordar que de éstos, 300 metros corresponden a los derrumbes). Las imágenes que encabeza este artículo corresponde a la preparación e inicio de estas últimas perforaciones, con la colocación del último ‘paraguas’ de protección. Se trata de la zona más compleja en la que se ha trabajado, que corresponde a una de las chimeneas del hundimiento producido por la falla.

Durante los próximos días se producirá el ‘calado’ del túnel, lo que significa que se establece comunicación completa entre las dos bocas del túnel. A partir de ese momento ya solo restarán los trabajos de revestimiento, terminación y desmontaje de las instalaciones introducidas en el túnel (electricidad, ventilación, etc), que se efectuarán en las siguientes semanas.

Cabe destacar que durante el tiempo que han durado las obras se ha mantenido el ritmo de trabajo que se marcó al inicio, con turnos de 24 horas y operaciones durante todos los días de la semana. Como anécdota señalar que sólo se ha parado de trabajar en dos ocasiones: la tarde del 24 de diciembre y el 25, por Nochebuena y el día de Navidad; y el 4 de diciembre, ya que es la jornada correspondiente a Santa Bárbara, patrona de los tuneladores.

Baipás

De momento se mantendrá la instalación completa y operativa de los baipás. Una vez circule el agua por el túnel, se procederá al desmontaje de las bombas y tendido eléctrico, por motivos de seguridad. Asimismo, se mantendrán los tubos por si fueran necesarios en el futuro.

Datos de la obra

  • El túnel tiene una longitud total de 3.450 metros.
  • Las obras se han ejecutado de forma simultánea por los dos lados del túnel, en tres turnos diarios de trabajo, de lunes a domingo, y han implicado el empleo de unas 80 personas en total. La seguridad de los operarios ha sido prioritaria y ha marcado el ritmo de las obras.
  • Para la reconstrucción de las zonas de derrumbe se ha utilizando el denominado método austríaco de construcción de túneles (método Bernold), cuyos pasos son micropilotado (instalación de los ‘paraguas’), picado, desescombro, saneo, hormigón de sellado, instalación de cerchas y aplicación de hormigón de sustentación. (Las cerchas -o cinturones- se instalan con una separación máxima de un metro.)

Comentarios