Diseñan un sistema para el tratamiento eficiente y efectivo de aguas residuales de los barcos

0
860

Sobre la Entidad

CORDIS constituye el principal portal y repositorio público de la Comisión Europea para difundir información sobre todos los proyectos de investigación financiados por la Unión Europea.
  • Todas las embarcaciones acumulan aguas de sentinas (Wikipedia).

Los vertidos contaminantes realizados desde buques están penalizados por la legislación de la Unión Europea. Los operadores del sector están sometidos a una vigilancia cada vez más férrea a este respecto. Incluso los vertidos de agua de sentinas (agua marina acumulada en una embarcación que debe extraerse por bombeo) están sometidos a un reglamento riguroso, ya que en muchos casos contienen derivados del petróleo y sustancias químicas tóxicas.

Según el equipo responsable de OILECLEAR, un proyecto financiado por la UE iniciado en 2012, la solución pasa por desarrollar una unidad completa, autónoma y enteramente automática para el tratamiento del agua de sentinas procedente de embarcaciones y plataformas. Esta unidad sería capaz de separar los aceites emulsionados y el agua gracias a un diseño novedoso de sistema de separación en tres etapas. De esta manera, los operadores del sector podrán cumplir con fiabilidad los reglamentos -presentes y futuros- sobre agua de sentinas y sumideros por lo que concierne a hidrocarburos derivados del petróleo, metales tóxicos y elementos orgánicos disueltos.

La solución pasa por desarrollar una unidad completa, autónoma y enteramente automática para el tratamiento del agua de sentinas.

Ciertamente, el objetivo fundamental consiste en posibilitar que aquellas embarcaciones y plataformas dedicadas a la exploración marina en busca de gas y petróleo (los mercados objetivo primarios para el sistema de OILECLEAR) cumplan todos los reglamentos actuales y previsibles en relación a la presencia de aceites en el agua. El proyecto podría tener una repercusión inmensa dado que todas las embarcaciones acumulan aguas de sentinas. Éstas suelen contener tipos diversos de aceite y grasa, sustancias que demandan oxígeno, y materiales tanto orgánicos como inorgánicos que incluyen compuestos orgánicos volátiles, compuestos orgánicos semivolátiles, sales inorgánicas y metales.

Los reglamentos vigentes limitan el vertido de esta agua contaminada con aceites a quince partes por millón (ppm) de hidrocarburos derivados del petróleo, si bien los requisitos podrían ser más estrictos en áreas especialmente sensibles. El equipo de OILECLEAR está desarrollando un sistema para aguas de sentinas que se ajusta a un patrón de hidrocarburos derivados del petróleo de 5 ppm. Está previsto optimizar y automatizar el proceso a fin de facilitar a los usuarios finales un sistema sencillo de usar y mantener.

El sistema de OILECLEAR separa el aceite emulsionado y el agua gracias a un separador de diseño novedoso. Sus principales características y componentes son una célula electrolítica ajustable y autolavable, una unidad de separación de lodos con flotación y sedimentación combinadas, un diseño a prueba de explosiones y un diseño para fases gaseosas totalmente cerrado. Este innovador sistema incluye además un tratamiento catalítico de los gases emitidos para reducir al mínimo la contaminación atmosférica y una alarma que detiene los efluentes si su nivel es excesivo.

La operación y los datos de efluentes se integrarán en el control de procesos mediante la medición por ultrasonido del caudal y de las partículas, y mediante un registro y monitorización automáticos de los THC por fluorescencia ultravioleta.

El proyecto, cuya finalización está prevista para finales de 2014, está coordinado por Westmatic AB (Suecia). Con posterioridad al término del proyecto, esta empresa proveedora de tecnología de unidades separadoras y celdas de electrodos comercializará sus servicios y sistemas plenamente integrados. Otros socios del proyecto han sido IMU-TEC OY (Finlandia), NaCoM AS (Noruega) y LE Stena Line (Suecia), que está ofreciendo orientación sobre los requisitos en relación a los usuarios finales. La UE concedió una financiación que ascendió a 1.149.000 euros. 

Comentarios