La primera central eléctrica geotérmica de España, en Tenerife, incluirá una EDAR y una desaladora

0
293
293
  • Güimar (Wikipedia).

El municipio de Güímar (Tenerife) proyecta albergar la primera central eléctrica geotérmica de alta temperatura de España, una propuesta de la empresa eslovaca Arllen Development con la que el Ayuntamiento lleva meses trabajando y que incluirá una estación depuradora de aguas residuales para la agricultura y una desaladora de agua de mar para convertirla en agua potable y que funcionarán con energía limpia.

La empresa promotora ya ha firmado un acuerdo de compra de una cantera, ubicada en la antigua zona de explotación minera de Los Barrancos, y se constituirá una sociedad gestora con varios inversores locales e internacionales que ya han mostrado su interés en unirse a un proyecto que se espera comience a funcionar a finales del año 2018, tras los preceptivos estudios de impacto medioambiental, y que supondrá la creación de 100 puestos de trabajo.

Según ha explicado la alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro, "estamos en el momento propicio para impulsar un proyecto de estas características, con el que aprovecharíamos la naturaleza volcánica de nuestro entorno y produciríamos energía limpia para el municipio y toda la comarca, pero también conseguiríamos agua sin temor a seguir agotando nuestros acuíferos y sin contaminar".

Con este proyecto, Güimar tendría agua sin temor a seguir agotando los acuíferos y sin contaminar

El presidente de Arllen Development, Pavol Matusik, y su equipo han mantenido varias reuniones en Güímar con la alcaldesa y el personal técnico municipal, quienes han trabajado durante meses para que este proyecto, que la multinacional ya tenía previsto realizar en Canarias, se quedara en la localidad. A finales de enero, se firmaba un convenio marco que iniciaba la hoja de ruta para los estudios técnicos sobre la viabilidad de implantación de estos proyectos en el municipio.

Todas las negociaciones han contado con la participación de los representantes de las cámaras de Comercio e Industria en España de Ucrania, Rafael Vázquez, y Rumanía, Florin Gaiseanu, así como de Francisco Gómez, de MAAE Asesores y Consultores. La empresa ha escogido el archipiélago canario por sus singularidades fiscales y por su ubicación como plataforma tricontinental, especialmente por su proximidad al continente africano.

El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) señala que, aunque hay varios yacimientos geotérmicos de baja temperatura en el país, cuya energía se emplea para calefacción y suministro de agua caliente, aún no existen plantas que aprovechen los yacimientos de alta temperatura para la generación de electricidad. Las únicas zonas extensas con posibilidades de existencia de yacimientos de alta temperatura se localizan en las Islas Canarias, dada su morfología volcánica, y en el sureste peninsular.

Tecnología HDR

La central geotérmica de Güímar empleará la tecnología HDR (o de roca seca caliente), que aprovecha el calor contenido en una formación geológica de alta temperatura sin ningún contenido de agua, mediante la creación de un depósito geotérmico artificial al perforar pozos profundos en la roca, por lo que la existencia del enorme hueco de la arenera constituye un importante atractivo.

El agua se inyecta desde la superficie hacia el pozo, donde aumenta su temperatura, y luego es extraída como vapor a presión para generar electricidad mediante turbinas. Al depurar y desalar agua al mismo tiempo con esta energía, la central dispone de su propia reserva. Esta tecnología es muy reciente y ya ha empezado a implantarse en países con escasez de reservorios naturales de vapor, como Alemania, Francia, Australia, Japón y Reino Unido.

Esta central, por tanto, aprovechará el calor procedente de un pozo seco y lo transformará en energía eléctrica, que será enviada a la red de distribución convencional. A la vez, el calor del pozo será distribuido a la planta desaladora, mediante vaporización, para la desalación y transformación de agua de mar en agua potable, que también se enviará a la red de abastecimiento.

La tercera parte del proyecto será la construcción de una estación depuradora de aguas residuales, procedentes de las viviendas de este municipio de casi 20.000 habitantes y de las industrias del cercano polígono industrial del Valle de Güímar. El objetivo será producir energía eléctrica y, simultáneamente, producir agua dulce para la agricultura insular.

El conjunto ocupará una superficie aproximada de 200.000 metros cuadrados

El conjunto ocupará una superficie aproximada de 200.000 metros cuadrados. El estudio de impacto ecológico está previsto que se inicie a finales de este año y que esté concluido y tramitado en junio de 2016, por lo que se espera iniciar las obras a finales de ese año y que finalicen en el segundo trimestre de 2018. Así lo manifiesta la empresa en el estudio técnico, donde también añade que la fecha estimada de puesta en servicio será el tercer trimestre de 2018.

Arllen Development, con sede en Bratislava, República Eslovaca, ha ejecutado ya varias obras similares en otros países. Esta central geotérmica tiene entre sus ventajas, el funcionamiento ininterrumpido, un rendimiento estable y un alto grado de ecología. La producción anual estimada es de 4.000 gigawatios a la hora (GWh), con una capacidad de producción de agua de 26.000 metros cúbicos al día.

La alcaldesa destaca la rapidez y eficiencia con la que trabaja la empresa diseñadora del proyecto. "En menos de un mes, un equipo técnico, integrado por especialistas de Estados Unidos, Francia y Alemania, venían a estudiar la viabilidad para implantar en el municipio estas tres centrales. Con ese informe, ya en marzo se cerró la adquisición de una antigua cantera de explotación de áridos en la parte baja de la zona de Los Barrancos de Güímar", comentó.

Comentarios