Contra la pesca furtiva en la desembocadura del río Besos

0
294

Sobre la Entidad

Sistema institucional en que se organiza el Gobierno de Cataluña
294
  • La red está prohibida para la pesca en los ríos catalanes
  • La Consejería de Agricultura de la Generalitat de Cataluña interviene contra actividades de pesca furtiva en la desembocadura del río Besòs
  • Agentes rurales de Agricultura actúan conjuntamente con la policía local para evitar el impacto del furtivismo en el tramo final del Besòs, declarado refugio de pesca por su valor ambiental y paisajístico

Miembros del Cuerpo de Agentes Rurales del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, en colaboración con una unidad de la Policía Local de Sant Adrià de Besòs, pillaron in fraganti a primeros de abril dos personas que pescaban furtivamente en el río Besòs, en la zona de Refugio de Pesca situado en la desembocadura.

Los denunciados se exponen a una sanción administrativa de entre 600 y 6.000 euros

Además de estar pescando en una zona en la que esta actividad no está permitida, los pescadores, todos ellos sin licencia de pesca, utilizaban una red llamada espejo, instrumento prohibido para la pesca en los ríos de Cataluña. Los denunciados se exponen a una sanción administrativa de entre 600 y 6.000 euros, y el decomiso de todo el material intervenido.

En el año 2012 la Generalitat declaró Refugio de Pesca la desembocadura del río Besòs en su tramo final, entre el puente del ferrocarril y la línea de costa. Este espacio litoral húmedo es interesante por su valor ambiental y paisajístico, que hay que proteger de agresiones como la pesca furtiva o el estorbo de las especies de fauna salvaje presentes. Sin ir más lejos durante el año pasado se pudo observar la presencia puntual de dos ejemplares de flamenco.

Este río ha pasado de ser uno de los más contaminados de Europa en los años setenta, a disfrutar de una importante recuperación, con una notable presencia de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles, fruto del trabajo de entidades ciudadanas y de las diferentes administraciones implicadas en su gestión.

Actualmente, aparte de más de 300 especies de aves, ya se pueden encontrar peces como anguilas, lisas lubina o bagres, lo que denota una importante mejora de la calidad de las aguas.

Desde la declaración de Refugio de Pesca de la desembocadura del río Besòs hasta hoy, el Cuerpo de Agentes Rurales ha llevado a cabo 61 actuaciones encaminadas a la preservación de este espacio ya la prevención del furtivismo de pesca. 

Comentarios