"América Latina exporta más agua virtual de la que importa"

0
624
  • Roberto Lenton es fundador y director ejecutivo del Robert B. Daugherty Water for Food Institute
    Roberto Lenton es fundador y director ejecutivo del Robert B. Daugherty Water for Food Institute

Sobre la Entidad

Instituto creado por la Robert B. Daugherty Charitable Foundation con objeto de trabajar por la seguridad alimentaria sin comprometer el uso del agua.

Personalidades

El próximo 3 de septiembre, CAF en colaboración con Foro PPP, ICEX y MAGRAMA, celebra el evento "Diálogos del agua América Latina-España", donde se analizarán los retos de financiamiento y gestión de infraestructura hídrica de la Región.

El programa de la jornada cuenta con expertos de primera línea internacional como el profesor Roberto Lenton, fundador y director ejecutivo del Robert B. Daugherty Water for Food Institute, Universidad de Nebraska.

Pregunta.- ¿Cómo describiría la situación general de la agricultura en relación al agua en América Latina?

Respuesta.- En general, América Latina es una región con abundantes recursos de agua y tierra. La región contiene el 28% de la superficie de nuevas tierras cultivables en el mundo, y además cuenta con unos 31.000 metros cúbicos de agua por persona por año, que es mucho más de lo que disponen otras regiones del mundo; Europa, por ejemplo, cuenta con apenas 4.000 metros cúbicos. Todo esto le da una ventaja comparativa a la región de suma importancia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los recursos hídricos en América Latina tienen una gran variabilidad geográfica; por ejemplo, en Chile los recursos de agua se concentran en el sur del país, mientras que el norte es sumamente árido. La variabilidad temporal es también significativa en muchos países.

P.- ¿Qué papel juegan los países de la región en el mercado global de productos agrícolas?

Deben implementarse una serie de medidas para poder impulsar la agricultura de regadío

R.- Hoy en día América Latina representa el 13 % del comercio mundial de productos agrícolas, gracias a una tasa de crecimiento de un 8% por año en los últimos 20 años.  La región exporta más productos agrícolas de los que importa, y más agua virtual de la que importa. Brasil ocupa el quinto lugar en la lista de los mayores países  exportadores de productos agrícolas en el mundo, pero es el único país de la región que se encuentra entre los primeros diez (junto con EEUU, Canadá, China y seis países europeos). Por lo tanto, la región juega un papel importante en el mercado global de productos agrícolas, aunque dada su ventaja comparativa en términos de recursos de agua y tierra podría jugar un rol aun mayor.

P.- ¿Qué países considera que están más avanzados en este sentido?

R.- Puesto que es el número uno en la región en cuanto a exportación de productos agrícolas, Brasil claramente tiene un rol muy importante. Pero en términos de recursos de agua y tierra, a mí me gusta el ejemplo de Chile, que ha sabido utilizar sus recursos efectivamente y vincular la gestión de los recursos hídricos fuertemente a su estrategia nacional de desarrollo para jugar un rol de liderazgo en cuanto a la exportación de productos agrícolas. Chile es hoy el mayor exportador de uvas y ciruelas frescas en el mundo, el segundo en la exportación de aguacates, y el quinto en la exportación de vino.

P.- ¿Cree que la región está preparada para hacer frente a la demanda global creciente de producción agrícola?

R.- Puesto que la región ha experimentado un fuerte crecimiento en la exportación de productos agrícolas en las últimas dos décadas, en alguna medida la región se ha preparado para hacer frente a la demanda creciente. Pero dada su ventaja comparativa en recursos de agua y tierra, es evidente que la región podría jugar un papel mucho más importante en el futuro. Para ello necesitaría prepararse por medio de inversiones en infraestructura e instituciones para mejorar la productividad agrícola y el acceso a mercados internacionales.  

P.- ¿Cuáles diría que son los principales retos/problemas a los que se enfrenta este sector en América Latina?

R.- El sector agrícola en la región enfrenta una serie de retos con respecto a la infraestructura física e institucional. En particular, para poder aprovechar sus amplios recursos de agua y tierra, los países de la región deberían hacer un mejor uso del agua en la agricultura. Para eso sería necesario invertir en infraestructura física y fortalecimiento institucional, tanto para la agricultura de regadío como para la agricultura de secano. En lo institucional, sería necesario dar más énfasis a la gestión integrada de los recursos hídricos, que significaría planificar en conjunto el agua superficial y la subterránea, gestionar no solo la oferta de agua pero también la demanda, y tener en cuenta no solo los desafíos técnicos pero también los retos sociales e institucionales.

P.- ¿Qué medidas deben implementarse para hacerles frente? ¿Hay algún ejemplo remarcable de este tipo de proyectos?

R.- Evidentemente, deben implementarse una serie de medidas para poder impulsar la agricultura de regadío, incluyendo inversiones en infraestructura para incrementar el área bajo riego y mejoras en el uso del agua para aumentar la productividad agrícola en áreas regadas. Al mismo tiempo, es muy importante dar énfasis a las inversiones que apoyan la utilización del “agua verde” para desatar el potencial de la agricultura de secano. Esto demandará inversiones destinadas a la mejor utilización del agua de lluvia en los campos de los agricultores y en parte del “continuo” entre la agricultura de secano y la agricultura regada.

P.- Fenómenos climáticos extremos derivados del cambio climático, como sequías e inundaciones, son frecuentes en ciertas áreas de la región. ¿Cómo afectan a la agricultura?

Los impactos producidos por sequias son mayores que los producidos por huracanes, terremotos e inundaciones en su conjunto

R.- Si, ciertas partes de la región a menudo sufren sequías e inundaciones que pueden tener un fuerte impacto sobre la agricultura, además de repercutir en otros sectores de la economía. Aunque las inundaciones pueden destrozar infraestructura agrícola, hídrica y de transporte, a nivel mundial los impactos económicos y humanos producidos por sequias son mayores que los producidos por huracanes, terremotos e inundaciones en su conjunto. En el estado de São Paulo en Brasil, que está sufriendo una sequía importante, se estima que el año pasado se han visto las peores pérdidas en la agricultura en medio siglo: la producción de maíz en 2013-14 se redujo en un 26 %, y la de soja se redujo en un 17 % durante el mismo período.

P.- ¿Qué posibles soluciones hay para hacerles frente?

R.- Hoy en día existen técnicas de monitoreo, predicción, gestión y mitigación de sequias, que se pueden utilizar para hacer frente a este desafío. Para gestionar esta amenaza es necesario hacer hincapié en la preparación, la reducción de riesgos y la conservación del agua durante todo el año, mediante una gestión inteligente de los recursos hídricos. Al mismo tiempo, las sequías presentan oportunidades para hacer frente a los problemas de agua, obtener apoyo para inversiones necesarias, repensar la forma en que gestionamos y utilizamos el agua, desarrollar soluciones imaginativas, y educar al público.

P.- ¿Qué instrumentos económicos de gestión del agua se han mostrado efectivos para el beneficio de la agricultura en América Latina?

R.- Las mejores prácticas integran instrumentos económicos en un marco más amplio de políticas públicas relativas al agua. El ejemplo de Chile es significativo en este respecto, puesto que la gestión de los recursos hídricos fue un elemento muy importante en el crecimiento de la exportación de productos de alto consumo de agua, no solo agrícolas (fruta fresca y vinos), pero también el cobre, la fibra de celulosa, la madera y el salmón. En el caso de Chile, la gestión de los recursos hídricos estuvo fuertemente ligada a su estrategia nacional de desarrollo, dando énfasis al inicio a medidas destinadas a mejorar la eficiencia económica y gradualmente prestando más atención  a cuestiones sociales y ambientales.

P.- Para concluir, explique por favor a nuestros lectores por qué deben acudir a Diálogos del Agua América Latina-España que tendrá lugar el próximo 3 de septiembre.

R.- A mi juicio, el evento presenta una oportunidad para discutir estos temas con los principales actores y expertos de América Latina y España, dentro de un marco amplio que incluye no solo el sector agrícola pero también otros sectores de la economía que dependen del agua, teniendo en cuenta también el cambio climático y sus impactos sobre los recursos hídricos. Estoy seguro que este intercambio de ideas contribuirá a la identificación e implementación de soluciones para aprovechar plenamente la ventaja comparativa de la región en términos de recursos de agua y tierra.

Comentarios

La redacción recomienda

16/09/2015

"El 70% de agua al nivel global se consume en la agricultura"