La Caixa y la Fundación del Patrimonio Natural colaboran en la recuperación de las lagunas de Villafáfila

0
47

Sobre la Entidad

Agencia de Noticias para la divulgación de la Ciencia y Tecnología del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca.
  • Lagunas de Villafáfila
  • Una parte importante de este trabajo de mejora y conservación de hábitats se ha centrado en la estepa cerealista de la Reserva

Desde la pasada primavera La Caixa y la Fundación del Patrimonio Natural han colaborado en diferentes estudios de fauna y actuaciones en el entorno de las Lagunas de Villafáfila con el fin de mejorar el hábitat del ecosistema acuático, así como conocer la situación actual de las poblaciones de las pequeñas aves de la Reserva.

Una parte importante de este trabajo de mejora y conservación de hábitats se ha centrado en la estepa cerealista de la Reserva y en especial en las aves más pequeñas que habitan este medio. Durante la primavera y el verano, se han realizado recorridos a pie, por parte de técnicos especialistas, por la estepa cerealista, con el fin de ampliar los conocimientos existentes sobre la situación poblacional, abundancia relativa, distribución, ocupación del espacio o movimientos estacionales de alondras, calandrias, terreras, cogujadas, etc.

Estos itinerarios se han realizado en diferentes momentos del año con el objetivo de comparar los resultados obtenidos a largo plazo y sacar conclusiones sobre la evolución de las poblaciones de aves (si aumentan, disminuyen, se mantienen, etc). Con este trabajo se ha buscado aumentar la información sobre los paseriformes que ocupan los carrizales y las escasas zonas de vegetación leñosa y evaluar las poblaciones ligadas a la estepa cerealista.

En este sentido, estos primeros datos preliminares apuntan a un ligero aumento en la Reserva de poblaciones de aves como la terrera común (Calandrella brachydactyla). Esta pequeña alondra utiliza las praderas y las fincas abandonadas de la Reserva durante un corto periodo de tiempo en la época reproductora, abandonando la zona poco después de la reproducción. Por el contrario, otras especies como la collalba gris (Oenanthe oenanthe) parece haber sufrido un descenso durante esta temporada de cría.
Otra parte importante del trabajo realizado es el estudio de la migración postnupcial de paseriformes.

Durante los meses de agosto, septiembre y los primeros días de octubre, miles de pequeñas aves migratorias utilizan la Reserva de Villafáfila en su camino de regreso hacia los lugares de invernada en África. Los estudios de la migración otoñal mediante el sistema de anillamiento científico se vienen realizando en la Reserva de Villafáfila centrándose casi exclusivamente en la Casa del Parque, desde hace más de una década. Sin embargo, el trabajo actual va a permitir ampliar las zonas de muestreo a algunos hábitats de la Reserva que nunca antes se habían prospectado, así como prolongar en gran medida el periodo de estudio.

Para esta labor de anillamiento se han utilizado redes japonesas o de niebla y cepos malla, manejados por anilladores expertos (con carnet de anillador). Se ha procedido al anillado sistemático de todos los ejemplares posibles mediante una anilla metálica oficial con remite del Ministerio de Medio Ambiente.

Control de depredadores

Durante estos meses de trabajo, también se ha prestado especial atención al control de depredadores en las lagunas. En los últimos años se viene detectando la presencia, en la Reserva, de visón americano (Neovison vison). Se trata de una especie exótica e invasora, con un fuerte poder de expansión y de colonización de nuevos territorios, debido a su enorme capacidad de adaptación a todo tipo de recursos y territorios. Además de desplazar de su hábitat a especies locales como el turón, este pequeño y voraz depredador es un enorme problema para las especies de aves nidificantes, ya que su gran facilidad para nadar, le permite acceder a las islas de las lagunas y devorar gran parte de las puestas y los pollos de muchas de las aves que nidifican en el suelo. Las actuaciones comenzaron en el mes de mayo y han finalizado en septiembre.

El trabajo realizado en estos meses ha consistido en instalar jaulas trampa en el perímetro lagunar, para capturar a los visones antes de que puedan acceder a los nidos de cigüeñuelas, avocetas, pagazas, gaviotas, etc. El sistema de trampeo utilizado permite la captura de los animales vivos, de tal manera que si la especie que ha sido capturada no es un visón, rápidamente el animal es liberado en el mismo lugar de su captura.

Este exhaustivo control de visones ha permitido salvar las colonias reproductoras más importantes de la Reserva debido a la captura en la zona lagunar de varios ejemplares de visón durante el periodo de cría de las aves, según la información de la Junta de Castilla y León.

Comentarios