Los Gobiernos de Bolivia y Alemania acordaron concentrar sus esfuerzos de cooperación en el sector agropecuario para contribuir a mejorar las condiciones de vida de la población en las áreas rurales, por lo que se encargó a la Cooperación Técnica Alemana (GTZ) implementar el Programa de Desarrollo Agropecuario Sustentable (PROAGRO).