El Ministerio perdonará la tarifa del Tajo para facilitar el primer 'banco de agua'

7
0
7

El Ministerio de Medio Ambiente está dispuesto a condonar de nuevo este año la tarifa del Trasvase Tajo-Segura para facilitar el éxito de la primera operación de intercambios de derechos de agua entre regantes del Segura y del Tajo, según explicó ayer el presidente del Sindicato Central, Francisco del Amor.

Éste subrayó que el precio inicialmente establecido es de 0,195 euros por metro cúbico; un precio al que sólo pueden hacer frente si el Ministerio les perdona la tarifa este año, según figura en el borrador del convenio, tal como adelantó ayer La Verdad. Dicho borrador está siendo estudiado por los ministerios de Medio Ambiente y Agricultura, concretamente por los directores generales del Agua y de Desarrollo Rural, Jaime Palop y Francisco Amarillo.

El dirigente del Sindicato espera obtener además otro tipo de ayudas del Gobierno central, habida cuenta de que la compensación que deben pagar por esta primera compra de agua representa el doble de lo que ahora abonan por los excedentes de la cabecera del Tajo. La comunidad de regantes cedente puede ingresar este año por la cesión temporal de sus derechos de agua más de 900 millones de las antiguas pesetas, correspondientes al envío de 30,9 hectómetros cúbicos.

Francisco del Amor ha anunciado que negociarán con otras comunidades de regantes y con grandes explotaciones agrarias de otras regiones para adquirir más derechos de agua, hasta alcanzar si es posible los 50 hectómetros cúbicos. Este volumen, unido a los 60 hectómetros excedentarios que llegarán de la cabecera del Tajo; y otros 70 procedentes de los pozos de sequía, podrían servir para atravesar este segundo año de extrema sequía, según las estimaciones iniciales del Sindicato Central.

El primer objetivo, no obstante, es que el Gobierno central autorice lo antes posible un nuevo envío de socorro desde la cabecera del Tajo de 18 hectómetros cúbicos, similar al de octubre. Los regantes también tendrán garantías de que el agua comprada se restará de los desembalses de la cabecera a la cuenca del Tajo, con el fin de que quede retenida para su envío a Murcia.

Comentarios