Feliz y Seco 2006

1
0
1

El director general del Agua, Jaime Palop, manifestó en una entrevista a EFE que el año 2006 puede ser el "epicentro" de una preocupante sequía plurianual, y España afronta esa situación tras el año más seco de los últimos 125, con las reservas "bajo mínimos" y con precipitaciones durante los últimos meses aún más bajas.

La situación en la Cuenca del Segura es "límite" y el abastecimiento a la población sólo se podrá asegurar con el trasvase Tajo-Segura, excepto a veinte municipios (dieciocho de Murcia y dos de Albacete) que no están conectados a esa infraestructura y en los que será necesario acometer obras de emergencia.

Palop dijo que en la Cuenca del Júcar la situación es "muy preocupante" y el suministro a la población no está garantizado, debido a las demandas que tiene que atender esta cuenca, aunque se van a acelerar varias actuaciones para evitar afecciones a los grandes núcleos urbanos.
Madrid, en vilo

A la preocupante situación de esas cuencas, el director del Agua sumó la del Tajo (que incluye el área de Madrid) y la del Guadalquivir, y advirtió de que en esta última se han comenzado a adoptar medidas excepcionales (en Jaén, Granada o en Ubeda) y que en Sevilla se han incorporado ya recursos alternativos para el abastecimiento.

Según los datos facilitados por Palop, si en febrero no llueve, en la cuenca del Guadalquivir se reducirá la dotación de agua para regadíos en un setenta por ciento.

Frente a ese escenario "pesimista", el responsable ministerial insistió en que España está "muy bien preparada" para afrontar ciclos largos de sequía.

Palop recordó que los últimos ciclos secos fueron en 1980-1984 y en 1992-96, y dijo que éstos "formaron" una administración pública "experta" en sequías, y agregó que también aprendieron los regantes, las asociaciones agrarias, los usuarios, los gestores energéticos "y la ciudadanía", que ha aprendido hábitos que pone en marcha en situaciones de escasez y que es también "experta" en la gestión y el ahorro.

Es obvio que este duro examen debería servirnos a todos para cumplir muchos de los requisitos a los que obliga la implantación de la Directiva Marco de Aguas en España.

Artículos relacionados

Comentarios