El agua interesa más que el petróleo a los grandes inversores

76
0
76

Temas

Jean-Marie Messier perdió miles de millones de euros convirtiendo a la mayor empresa de aguas del mundo en el conglomerado de entretenimiento Vivendi Universal. Debería haberse quedado con el agua. La falta de agua potable en el mundo la convierte en más valiosa que el petróleo. El índice Bloomberg World Water Index, de 11 empresas del sector, registró un rendimiento del 35% al año desde 2003, contra un 29% de las acciones de petróleo y gas y un 10% del índice Standard & Poor's 500.

Los mayores inversores del mundo eligen el agua como el producto básico que más podría apreciarse en las próximas décadas. Naciones Unidas estima que para el 2050, más de 2.000 millones de personas en 48 países sufrirán la escasez de agua.

'Hay sólo una dirección para los precios del agua en la actualidad: hacia arriba', dice Hans Peter Portner, que administra el Water Fund, de 2.300 millones de euros, en Pictet Asset Management, de Ginebra. El fondo creció un 26% el año pasado. Portner pronostica rentabilidades anuales del agua del 8% hasta el 2020.

Jeffrey Immelt, presidente de General Electric (GE), dice que el agua potable aumentará a más del doble el ingreso que obtiene con el tratamiento y purificación de aguas, para alcanzar los 4.000 millones en 2010. 'Será un mercado grande y en expansión durante mucho tiempo', asegura Immelt.

Albert Frere, el hombre más rico de Bélgica, ha invertido 2.700 millones de euros en agua y energía a través de su cuota en Suez, el segundo propietario mundial de empresas de agua. Más del 98% del agua del mundo es salada. Hay que invertir 144.000 millones al año en infraestructura de agua en países como China e India, el doble de lo que se gasta actualmente.

El coste del agua generalmente lo fijan agencias gubernamentales y autoridades locales del sector, dado que no cotiza en Bolsa. Pictet monitoriza las tendencias de precios en California, el estado más populoso de EE UU, donde los aumentos han sido de un media del 6,3% al año entre 1989 y 2005. El petróleo creció una media del 7,7% en ese periodo, según contratos a futuro negociados en Nueva York.

Las dos mayores empresas de aguas son Veolia y Suez, ambas con sede en París. Veolia suministra agua y servicios de drenaje a 110 millones de personas. La empresa es dueña de los servicios de transporte y energía escindidos por Vivendi. Tras la escisión en 2000, Messier redujo la parte de Vivendi en Veolia para recaudar fondos para su nuevo imperio. En los cinco años cumplidos en mayo, el retorno anual de Veolia casi no varió. Las acciones de Vivendi cayeron un 16%.

La estrategia de General Electric, la empresa más valiosa del mundo después de ExxonMobil, es que su división de aguas invierta en plantas de desalinización y purificación en países donde no abunda el agua dulce. Arabia Saudí, el mayor productor de petróleo del mundo, es un cliente potencial. El reino tiene que gastar, según la ONU, más de 64.000 millones de aquí a 2025 en plantas desalinizadoras y sistemas cloacales

Una planta de desalinización de GE suministra en Argelia 190 millones de litros de agua potable al día, según Jeff Connelly, vicepresidente y gerente general de la división de aguas. 'Tenemos una lista de 50 a 60 proyectos como este en España, Medio Oriente, India y China', asegura Connelly.

Anotaciones relacionadas:

Los beneficios del agua

Acciona compra Pridesa y se convierte en el líder mundial en desaladoras

Comentarios