Sniace contamina más que una ciudad de 500.000 habitantes

38
0
38


Lo dice hoy el presidente de la Confederación Hidrográfica del Norte, Jorge Marquínez, en esta entrevista en El País.

Los datos asustan. Según la comisaría de la Confederación, si la concentración máxima de cloroformo admisible es de 12 microgramos por litro, el vertido de la empresa alcanza los 420 microgramos. En el río la concentración es de 220, 18 veces más de lo permitido.

Sniace fabrica celulosa, papel, fibrana y poliamida. Desde 2002 tiene un permiso provisional de vertido que le obligaba a reducir paulatinamente su contaminación. La empresa, "ha incumplido sistemáticamente" sus obligaciones. En los últimos años, la confederación le ha abierto expedientes sancionadores por valor de 180.000 euros y tiene otro en trámite de más de 100.000, según fuentes de la confederación.

En abril de 2005, advertidos del incumplimiento por la Comisión Europea y cansados de medir una contaminación insoportable, la Confederación inició el trámite de retirada del permiso de vertido, que hizo efectivo en junio de este año. La empresa recurrió y el 31 de octubre el Tribunal Superior de Justicia de Asturias dio la razón al ministerio y recordó que "el interés general que supone el medio ambiente es superior al interés particular de la mercantil".

Marquínez afirma que los 650 empleos directos que genera la empresa "han pesado mucho y ha servido a las administraciones para tener excesiva manga ancha con la empresa". Martínez critica que en cuatro años la empresa no haya invertido para paliar los vertidos.

Así que desde junio funciona sin permiso, según la confederación y vierte 35 hectómetros cúbicos (un volumen equivalente a 35 estadios de fútbol) de desechos al Besaya sin ninguna autorización. La planta vierte al río metales como el Zinc, sustancias peligrosas como el cloroformo u organohalogenados o sulfatos.

Viene bien recordar aquí el acuerdo que presentó la ministra de Medio Ambiente con la patronal del sector, Aspapel, en el cual las empresas se comprometían a que sus vertidos no superasen los 23 miligramos por litro de demanda química de oxígeno. El vertido de Sniace alcanza los 860 miligramos por litro, 37 veces más de lo pactado.

Comentarios