El Tribunal Superior Valenciano desautoriza cualquier urbanización sin agua garantizada

33
0
33

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana ha dictado un auto por el que se establece no aprobar ninguna urbanización sin que se haya acreditado que tiene el agua garantizada.

El TSJ resolvió suspender un plan urbanístico en el pueblo valenciano de Ador por no acreditar el suministro de agua, un proyecto en junio aprobado por la Consejería de Territorio de la Generalitat y recurrido por la Confederación Hidrográfica del Júcar, según informa El País.

La decisión de este tribunal afecta a más de una docena de planes urbanísticos similares al de Ador, entre éstos se encuentran el polémico Manhattan de Cullera (con 35 rascacielos en la desembocadura del Jucar) y el plan de Porxinos en Ribaroja (está prevista la construcción de 2.700 viviendas junto a la ciudad deportiva del Valencia CF) que supuso la imputación del alcalde y dos concejales del PP por supuestos delitos urbanísticos.

El tribunal dictamina que "las Administraciones tienen el deber de exigir, y las entidades colaboradoras o empresas deben emitir informe razonado sobre la existencia de agua, tipo, calidad, disponibilidad presente o futura, necesidad o no de tratamiento y obras de infraestructura necesarias", todo ello conforme a la legislación estatal y autonómica. "La sala no va a dar por válidos informes que no se ajusten a los parámetros que se acaban de citar, ni al organismo de cuenca ni a las entidades colaboradoras o empresas".

Anotaciones relacionadas:

Comentarios