La ATTA quiere aclarar su papel en el Plan de Saneamiento 2007-2015

66
0
66

Lo cuenta Cinco Días. La Asociación Tecnológica para el Tratamiento del Agua (ATTA), formada por filiales de las grandes constructoras (Drace (ACS), Cadagua (Ferrovial), Spa (FCC), Acciona Agua, Sadyt (Sacyr), Inima (OHL), Befesa (de Abengoa) y la francesa Suez (con Degrémont)), está negociando con el Ministerio de Medio Ambiente el papel de las empresas en el nuevo Plan Nacional de Calidad de las Aguas 2007-2015, dado que el ministerio se hará cargo sólo de una inversión de 6.000 millones. Ésto supone el 32% de los 19.000 millones del plan recién aprobado con el que se cubrirá el déficit de depuradoras de muchos municipios españoles por mandato de la directiva europea sobre calidad del agua.

logo2.jpg

El elevado endeudamiento de las Comunidades Autónomas podría hacerles recurrir a la concesión como vía de financiación de la elevada inversión que deben efectuar. Con este modelo de privatización de la gestión, la constructora ejecuta y financia la depuradora y luego recupera la inversión con un canon que recibe de la administración local o regional por gestionar las instalaciones a través de su filial del agua. Ahora sólo contratan las plantas y los ayuntamientos las explotan.

El esquema que se esboza es similar al que las administraciones estatal y regionales usan en las carreteras.

Pero este modelo presenta problemas para las empresas, según explica Ángel Cajigas, director general de ATTA y uno de los artífices del primer plan de depuradoras, además de colaborador en el actual:

"La mayoría de las comunidades autónomas no quiere ni oír hablar de concesiones de agua. Decir que se privatiza la gestión del agua siempre es impopular, a pesar de que muchos municipios ya han cedido el tratamiento a empresas privadas."

Por otro lado, las grandes compañías de agua se niegan a asumir todos los riesgos en las depuradoras, como plantea Aragón, la única región que ya aplica el modelo de concesión. Están dispuestas a asumir el riesgo de construcción y de disponibilidad de la infraestructura para dar un buen servicio, pero no el de demanda.

"'Si no llega agua suficiente para depurar las empresas verían reducirse sus ingresos por el canon"

La solución, según Cajigas, pasaría por:

"Que exista un ente municipal o supramunicipal que gestione las obras del agua y que se cobre un canon de saneamiento que sirva para financiar las obras con cargo a financiación privada".

Comentarios