WWF/Adena critica la "desalinización masiva" en España

118
0
118

WWF/Adena afirma, en un informe publicado hoy, que la desalinización no resolverá la falta de abastecimiento de agua que afecta a 1.200 millones de personas en el mundo. España es uno de los países analizados, pero en muchos otros esta tecnología constituye una tendencia en aumento a la vez que una amenaza ambiental para las zonas costeras y para la lucha contra el cambio climático.

logogif.jpg

El Informe de WWF/Adena, que analiza los impactos ambientales de la desalinización de agua marina en el mundo: Making water: Desalination – option or distraction for a thirsty world? (Fabricando agua: Desalinización, ¿alternativa o distracción para un mundo sediento?), muestra como los países con más problemas de agua potable están volcándose en la desalinización de agua marina como solución a sus problemas de gestión de agua. Entre ellos se incluyen Australia, Oriente Medio, España, EEUU y Reino Unido, seguidos por India y China. En todos los casos se trata de grandes áreas afectadas por escasez de agua y densamente pobladas.

Según WWF/Adena, España es el mejor ejemplo del mundo de cómo una larga historia de construcción de embalses, trasvases y desalinizadoras no ha sido capaz de garantizar el acceso al agua. Lo explica Guido Schmidt, responsable del Programa de Aguas de WWF/Adena en España.

“La desalinización masiva del programa AGUA, promovido por el Ministerio de Medio Ambiente, se presentó en 2004 como la alternativa a la derogación del trasvase del Ebro, y por ello contó con el apoyo de WWF/Adena. Pero los últimos años hemos comprobado que sin una ordenación territorial sostenible cualquier política de agua con el objeto de proveer agua de forma ilimitada es inviable. Estamos trasladando el problema del agua al aire, al mar y al litoral”

Comentarios