Los regantes piden exenciones en el pago del agua para quienes sufrieron restricciones durante la sequía

44
0
44

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) pidió hoy al Gobierno que prorrogue el real decreto ley de ayudas contra la sequía en los mismos términos que los aprobados en el último año, con el fin de hacer frente a las pérdidas económicas derivadas de la falta de agua para abastecer el regadío en las cuencas del Guadalquivir, el Júcar y el Segura.

Concretamente, Fenacore pide exonerar del pago de la cuota de la tarifa de utilización del agua y del canon de regulación a aquellos agricultores que en esta campaña hayan regado con la mitad del agua que utilizan habitualmente.

En un comunicado, Fenacore recordó que este decreto fue aprobado en Consejo de Ministros en septiembre de 2006, por segundo año consecutivo.

A su juicio, el texto supuso un "golpe de choque efectivo" frente a la falta de lluvias, ya que contemplaba ayudas para los regantes que hubieran recibido menos de la mitad del agua necesaria para sus cultivos, así como la exención de los pagos derivados de la utilización del agua de riego.

La federación explica que durante esta campaña de riego, buena parte de los agricultores de las cuencas del Guadalquivir, el Júcar y el Segura sufrieron restricciones de agua de hasta el 70% en sus regadíos, lo que les obligó a reducir o variar sus plantaciones al inicio de la campaña para adaptar sus cultivos a la escasez de agua disponible para riego en sus explotaciones.

Para Fenacore, los regantes han sido "los grandes sufridores" de la sequía, ya que "se han limitado en muchos casos a sembrar cultivos de secano en tierras de regadío, mucho menos rentables económicamente, con el fin de reducir al máximo el consumo de agua".

Vía, Discapnet.

Comentarios