Medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en las cuencas del Segura, Júcar, Tajo y Guadalquivir

90
0
90

El Consejo de Ministros aprobó en su reunión del viernes, a propuesta del Ministerio de Medio Ambiente, un Real Decreto-Ley por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en determinadas cuencas hidrográficas. Se prorrogan las normas de carácter excepcional para gestionar la sequía en las cuencas del Segura, Júcar, Tajo y Guadalquivir.

Las últimas lluvias, que han provocado inundaciones de carácter local, han tenido escasa repercusión en las reservas de los sistemas de la zona peninsular castigada por la sequía, como son Andalucía, Murcia, Valencia, Cataluña y la cabecera del Tajo.

Ante esta situación, el Gobierno considera necesario adoptar medias extraordinarias y de urgente necesidad para paliar los efectos de la sequía.

Este Real Decreto-Ley tiene por objetivo establecer medidas de apoyo a los titulares de derechos al uso del agua para riego en los ámbitos territoriales afectados por la sequía, cuando hayan tenido una dotación inferior al 50% de la normal. Asimismo, pretende paliar el desequilibrio económico producido a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla debido a la adquisición de los derechos al uso de agua necesarios para garantizar el abastecimiento de sus poblaciones. Por otro lado, exime al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel de la aportación correspondiente a la tarifa de conducción del abastecimiento Tajo-Segura, dado el escaso aprovechamiento de los recursos trasvasados en el año 2007.

El importe estimado de las exenciones, a invertir por el Ministerio de Medio Ambiente, alcanza los 80 millones de euros. Se exime a los regantes, que cumplan los requisitos señalados con anterioridad, del pago de las tarifas de utilización del agua y del canon de regulación, correspondientes a 2007, así como de las aportaciones correspondientes a los gastos fijos y variables de funcionamiento de la tarifa de conducción de las aguas y de la cuota de la tarifa de conducción de las aguas por la infraestructura del postrasvase (cuenca del Segura).

Asimismo, se exime a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, que gestiona el abastecimiento a 79 municipios de las provincias de Murcia, Alicante y Albacete, con una población superior a los 2,5 millones de habitantes, del pago de la tarifa de conducción de las aguas del trasvase Tajo-Segura.

Por otra parte, se prorroga, hasta el 30 de noviembre de 2008, la vigencia del Real Decreto-Ley 15/2005, de 16 de diciembre, de medidas urgentes para la regulación de las transacciones de derechos al aprovechamiento de agua.

Se prorroga también la vigencia de los Reales Decretos 1265/2005, de 21 de octubre, y 1419/2005 de 25 de noviembre, por los que se adoptaron medidas administrativas excepcionales para la gestión de los recursos hidráulicos y para corregir los efectos de la sequía en las cuencas hidrográficas de los ríos Júcar, Segura, Tajo, y Guadiana, Guadalquivir y Ebro, respectivamente, aunque en este último caso ahora sólo se prorroga su vigencia para el ámbito de la cuenca del río Guadalquivir.

Por último, el texto declara la urgente ocupación de los terrenos afectados para la realización de determinadas actuaciones hidráulicas.

Esta serie de medidas responde a los principios del Programa A.G.U.A. del Ministerio de Medio Ambiente (Actuaciones para la Gestión y Utilización del Agua), que incluye proyectos de mejora de gestión y del suministro de agua acordes con las necesidades existentes y futuras ligadas al desarrollo de los territorios de forma sostenible en términos económicos, sociales y ambientales, incluso en situación de sequía.

Comentarios