El Projecte Rius busca voluntarios para "adoptar" tramos del Ebro

24
0
24

Silvia Berbís

La entidad conservacionista Associació Hàbitat dio a conocer ayer en Tortosa el Projecte Rius, un plan para velar por la limpieza y el mantenimiento del Ebro. Para ello ha puesto en marcha una propuesta de adopción de tramos abierta a la participación de los ciudadanos.

"La propuesta es un paso más hacia la madurez", explicó Olga Alcaide, responsable de grupos y adopciones del Projecte Rius. La iniciativa permite a grupos de voluntarios y a entidades ecologistas apadrinar un tramo de río que se comprometen a conservar o restaurar, según el caso. "Se trata de una fórmula de custodia del territorio para propiciar un mayor conocimiento general sobre la zona adoptada e impulsar su protección", según los promotores del proyecto, que llega a las comarcas del Ebro con la experiencia de estar desarrollándose también en los ríos Llobregat y Brugent. "Facilitamos un compromiso por parte de aquellos voluntarios que deciden hacer algo más que pasear junto al río de vez en cuando para apreciar sus valores", especifica Alcaide.
Estas atípicas adopciones colectivas de espacios fluviales se inician formalmente con la firma de un convenio a tres bandas entre los grupos interesados, los ayuntamientos a los que pertenece el tramo del río a custodiar y la Associació Hàbitat. A través de este compromiso formal, cada parte decide su grado de implicación y las actividades a realizar. El primer paso es elaborar un informe técnico de las diferentes posibilidades de intervención, una descripción del territorio y una exposición de las actividades a desarrollar.

Los padres adoptivos consiguen un manual que contiene información básica: legislación en materia de aguas, consejos para hacer frente a las agresiones medioambientales y propuestas didácticas para conocer y salvaguardar el territorio, entre ellas recuperación de caminos, limpieza de las riberas y plantación de vegetación autóctona. Este procedimiento persigue el objetivo de reclamar la atención ciudadana y estimular el compromiso social como una garantía de supervivencia de los espacios fluviales.

Fuente.- El Periódico
Vía.- Ecoperiódico

Comentarios