La apuesta por las desaladoras, a debate

20
0
20

Con el siguiente párrafo comienza "¿La apuesta por las desaladoras hace aguas?" un completo e interesante artículo de Alejandro Bolaños en El País en el que voces autorizadas como Antonio Estevan, Ramón Llamas, Guido Schmidt o Francisco del Amor, ponen en cuestión la política aplicada con el Programa A.G.U.A en este campo.

La decisión de cancelar el proyecto de trasvase del Ebro del PP condicionó el nacimiento del programa AGUA del Gobierno socialista y muchos expertos ven en esta circunstancia su pecado original. El programa tiene en la puesta en servicio, ampliación y construcción de 36 desaladoras una de sus medidas básicas para satisfacer las necesidades de agua de las cuencas mediterráneas.

Los que exigen la resurrección del trasvase insisten en el coste energético de las desaladoras y sostienen que su precio es prohibitivo para los regantes. Los que defendieron la cancelación del trasvase, creen que el Gobierno ha cedido a la presión mediática en su planificación, critican las subvenciones en el precio a los regantes y temen que problemas de sobredimensionamiento como el de Carboneras -la mayor desaladora en servicio funciona al 15% de su capacidad-, se repitan.

Comentarios