La "Plataforma por el retorno del agua del Ter" pide que se acabe la sobreexplotación de su caudal y los trasvases de agua a otras cuencas

5
0
5

Josep M. Calvet (La Vanguardia)

Un conjunto de instituciones, entidades y asociaciones representativas de la sociedad civil de las comarcas de Girona y vinculadas al río Ter exigen que se acabe la sobreexplotación de su caudal y los trasvases de agua a otras cuencas, en particular a la del Llobregat.

Con la firma, el sábado pasado, del "Manifiesto en defensa de los derechos del río" por parte de 21 ayuntamientos de la zona, entre ellos los de Girona y Salt, la Diputació de Girona, la Universitat de Girona, la Cambra de Comerç, las siete comunidades de regantes del Ter, el consorcio de aguas Costa Brava, cooperativas frutícolas, asociaciones ecologistas, entre otras entidades, se pone el embrión de la "Plataforma por el retorno del agua del Ter" que deberá formalizarse en los próximos días, según el representante de la comunidad de regantes presa de Colomers, Jordi Aulet.

Esta plataforma alerta del "grave atentado ecológico" que supone dejar el Ter sin agua, ya que la reducción de su caudal por debajo del caudal de mantenimiento "lleva a la muerte, lenta y paulatina, del río como corredor biológico y destruye la vida y las actividades humanas de su cuenca".

Los defensores del río exigen el mismo trato que recibió el Ebro tras la derogación de su trasvase y que se acaben los "trasvases desmedidos" a otras cuencas, principalmente la del Llobregat. En este sentido, piden el cumplimiento de la Directiva Marco del agua de la Unión Europea.

Comentarios