Relleu: un embalse sin dueño

279
0
279

Sergi Castillo

El embalse de Relleu está a rebosar. Acumula 4,3 hectómetros cúbicos, cantidad suficiente para abastecer el consumo humano de La Vila Joiosa, Finestrat, Orxeta y Relleu durante un año. Las aguas del río Amadorio, sin embargo, siguen su curso sin ningún control al estar esta infraestructura hídrica del siglo XVIII abandonada e inutilizada.

La Confederación Hidrográfica del Júcar asegura que no es de su propiedad y no puede actuar, mientras el municipio de Relleu, sobre el que se asienta la presa, afirma que sí, que según el catastro la CHJ es la responsable del cauce del río y por lo tanto del pantano. El diputado socialista Herick Campos gestiona con la Confederación y el Ayuntamiento de La Vila Joiosa la rehabilitación del embalse y su entorno. La infraestructura cayó en desuso en la primera mitad del siglo pasado por los sedimentos acumulados y por la construcción del embalse del Amadorio, varios kilómetros más abajo del río del mismo nombre.

La polémica del agua y las lluvias que han caído en los últimos meses lo ha devuelto a la primera línea de actualidad. El plan hidrológico de la cuenca del Júcar, aprobado en 1997, incluía 3,36 millones de euros para rehabilitar la presa, pero 10 años después la obra sigue en dique seco ante las dudas sobre su titularidad.

Sigue leyendo en El País.

Comentarios