John Anthony Allan se lleva el Stockholm Water Prize por su teoría del "agua virtual"

1.314
0
1314

Temas

En 1993, el profesor John Anthony Allan, de la Universidad de Londres, desarrolló e introdujo la teoría de "agua virtual", es decir, la cantidad necesaria para distintos usos y especialmente aquella que se utiliza para elaborar distintos productos: desde una taza de café hasta una hamburguesa. Y no sólo eso, también creó un modo exacto de calcularla. Por ese logro y sus aplicaciones recibió la pasada semana el prestigioso Premio Estocolmo del Agua 2008.

El galardón es otorgado cada año por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo, en Suecia, y premia iniciativas relacionadas con distintos estudios sobre ese líquido vital, sin el que no sería posible la vida. Mediante sus cálculos, Allen concluyó que un habitante de un país desarrollado como Estados Unidos, puede consumir 7.000 litros de "agua virtual" por día. Es decir, tres veces más de lo que consumiría un asiático.

Otros de sus números produjeron más sorpresas. Para que sea posible una sola hamburguesa es preciso gastar unos 2.400 litros de agua. En esa cantidad estarían incluidos los litros necesarios para poner en marcha su proceso de producción y su comercialización. Es el caso de una taza de café, Allen dice que se insumen 140 litros, en donde se contabilizan la cantidad que se destina al riego de la planta, a la manufactura del producto, su empaquetamiento y todo el camino que sigue hasta llegar a la mesa del consumidor.

¿En que podría utilizarse este conocimiento? Según las estimaciones de la ONU, en el año 2020, más de 250 millones de personas van a sufrir la escasez de este vital elemento. "La aplicación del concepto de agua virtual potencia el uso del comercio para aliviar su falta en algunas regiones y emplearla de forma más eficaz en los recursos hídricos", señaló el comunicado que divulgó el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo.

Vía Clarín.

Comentarios