Sólo 24 de los 315 municipios gallegos tienen regulados los vertidos a las redes de alcantarillado

237
0
237

xornada-augas

El conselleiro gallego de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Manuel Vázquez, abogó ayer por la implantación de un modelo de gestión integral de las 149 depuradoras de aguas residuales de Galicia, que garantice la universalidad del servicio y la homogeneidad del coste para los usuarios.

Este modelo será fruto del consenso conseguido entre la consejería y los ayuntamientos, que, junto con la Federación Gallega de Municipios (Fegamp), crearán una comisión mixta que comenzará a trabajar en la consecución de este modelo de gestión desde la próxima semana. Como primer paso, se celebró ayer en Santiago una Jornada informativa sobre la Mejora de la Gestión del agua en los Ayuntamientos de Galicia, en la que participaron 70 alcaldes y 25 ediles de 95 ayuntamientos gallegos, así como representantes de empresas concesionarias del servicio de aguas municipales.

El acto estuvo presidido por el conselleiro, Manuel Vázquez, y el presidente de la Fegamp, Carlos Antonio Fernández, junto al director general de Augas de Galicia, José Luis Romero, quienes analizaron la situación actual del sistema de depuración.

Consenso

El responsable autonómico de Medio Ambiente incidió en que cualquier posición de solución pasa "por el consenso entre todos" y en que "hay que buscar una resolución conjunta para afrontar las dificultades que estamos pasando", refiriéndose a los problemas que tienen los ayuntamientos a la hora de afrontar los costes de mantenimiento de las infraestructuras de depuración.

La propuesta presentada ayer en Santiago, y que tendrá que ser analizada pormenorizadamente con la Fegamp, debería entrar en vigor el 1 de enero del año 2010, siempre y cuando se consiga el consenso entre todos los agentes implicados, según afirmó Manuel Vázquez.

Modelo de Gestión

Respeto al modelo futuro, Manuel Vázquez explicó que el objetivo del Gobierno gallego es conseguir una gestión integral del agua independientemente del ayuntamiento de que se trate y de quién sea el explotador. No se trata en ningún caso de asumir una competencia que es municipal, sino de uniformizar los criterios de gestión y de recaudación para conseguir un saneamiento eficiente y sostenible, que no suponga un mayor coste medio para el vecino. Ésta es la clave del problema, añadió el consejero, "lograr un modelo sostenible y eficiente de la gestión del agua; un modelo que consiga el saneamiento y depuración integral de las aguas residuales urbanas".

Ante la disparidad de criterios que conviven actualmente en Galicia, el Gobierno gallego, conjuntamente con la Fegamp, propone un modelo universal, en el que cada ciudadano gallego pueda disponer de este servicio en iguales condiciones y al mismo coste que los demás, independientemente del ayuntamiento en el que viva. Esto supone unificar la gestión, implantar un sistema tarifario uniforme y ejercer un control único en todos los procesos.

Infraestructuras

Respecto a la situación actual, el responsable autonómico de Medio Ambiente incidió en la existencia de situaciones muy heterogéneas en cuanto a la gestión del saneamiento y la depuración.

Galicia cuenta actualmente con 149 edares de más de 2.000 habitantes equivalentes, repartidas en 148 ayuntamientos. De estas 149, 111 están operativas; 25 están en ejecución; 2 están licitadas, y otras 11 se licitarán en estos próximos meses. Éstas últimas forman parte del Plan puesto en marcha por el actual Gobierno gallego para conseguir el saneamiento integral de los núcleos de población de más de 2.000 habitantes equivalentes, y dar así cumplimiento a la Directiva 91/271/CEE de tratamiento de aguas residuales urbanas. Para este fin, la consejería ha destinado 286 millones de euros.

Control de los vertidos

El modelo actual adolece, según explicó el conselleiro, de un requisito esencial: el control municipal de los vertidos. De los 315 ayuntamientos de Galicia, tan sólo 24 (el 7,6%) cuentan con una Ordenanza Municipal que regule los vertidos a los alcantarillados. En este sentido se presentó el avance de un borrador de Ordenanza Municipal de Vertidos que sirva como referente para todos los ayuntamientos.Su finalidad es doble:

  • Garantizar el cumplimiento de las directivas comunitarias y demás normas estatales.
  • Unificar el contenido y estructura, tanto para las existentes cómo para las futuras ordenanzas.

Costes

En lo que respeta al coste de explotación de estas 149 Edares, se sitúa por encima de los 39 millones de euros anuales, pero con una salvedad muy importante, que es la gran diferencia que existe entre ellas, dependiendo de su dimensión. Así, el coste medio de las más pequeñas prácticamente triplica al de las más gandes, y las medianas doblan también la estas últimas. Así pues, la disfunción es evidente, en detrimento de los ayuntamientos medianos y menores, que son la inmensa mayoría.

Otra carencia semejante se encuentra en el sistema de gestión, puesto que entre las 149 edares se dan casos donde están gestionadas por los propios ayuntamientos; otras por las empresas concesionarias, y, finalmente, 25 por la Administración Hidráulica de Galicia.

Tarifas

Tampoco hay un criterio común en el sistema de tarifas, donde encontramos ayuntamientos que cobran tasa de depuración y otros que no la cobran. De un total de 185 ayuntamientos encuestados por la Xunta, 109 sí cobran tasa y 76 no la cobran. Entre estos últimos figuran ayuntamientos que no tienen el servicio, o bien éste es gestionado por la administración hidráulica, pero también otros que no repercuten a los vecinos el coste del servicio. Por el contrario, en los ayuntamientos que sí cobran tasa de depuración, existen tarifas muy dispares y poco equivalentes con el coste del servicio. Hay ayuntamientos que aplican una tarifa individual de depuración; otros una tarifa conjunta de depuración y alcantarillado, y, finalmente hay ayuntamientos que aplican una tarifa fija o en función del agua consumida.

Comentarios