Fernández Liñares: "Se pactó establecer la sede de la Confederación del Miño en Ourense y que el presidente fuese de Lugo"

162
0
162

Francisco Fernández Liñares, recién nombrado presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, se estrena en el cargo con una entrevista en El País.

Liñares destaca que el mayor inconveniente de ser el primer presidente de la Confederació es acertar en la puesta en marcha dimensionando bien recursos económicos y humanos. En principio, los servicios centrales contarán con unas 70 personas, más la plantilla que hay en la actualidad. En total serán unos 180 trabajadores.

Por otro lado, el nuevo presidente revela que hubo un pacto para establecer la sede de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil en Ourense y que el presidente fuera de Lugo. Recordemos que fueron meses de disputas y candidaturas alternativas como las de Lugo o Monforte.

Sobre la gestión, dos apuntes: Fernández Liñares no es "muy partidario de que construyan más embalses en los ríos" y quiere concienciar a los ciudadanos de que el agua en este territorio, a pesar de aparentemente ser abundante, es escasa.

Comentarios