La CHD finaliza la construcción de 4 depósitos de agua para la lucha contra incendios en la provincia de Ourense

66
0
66

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha finalizado la construcción en la provincia de Ourense de 4 depósitos de agua para la lucha contra incendios, con los que se mejora la respuesta de los operativos de extinción y se disminuye el tiempo de carga de las aeronaves y de los medios terrestres, evitando así riesgos tanto para el monte como para la población.

Los depósitos, que han supuesto una inversión de 188.542,82 euros, se han ubicado en los términos municipales de Laza, Monterrey, Cualedro y A Gudiña y no solo facilitan el desarrollo del trabajo de los medios aéreos de extinción, sino que además sirven de apoyo a los medios terrestres, asegurando, al mismo tiempo, un caudal continuo y suficiente.

Cada uno de estos 4 depósitos circulares cuenta con una capacidad de 300m3. Están formados por 28 paneles prefabricados de hormigón de 2,70 metros de alto y 1,45 m de ancho. El primer paso para su construcción fue la preparación de los terrenos en donde iban a ubicarse mediante los correspondientes movimientos de tierras y los desbroces necesarios. Posteriormente se aseguró el abastecimiento de los depósitos a través del acondicionamiento de las captaciones y la canalización hasta los respectivos tanques, dotándolos de las instalaciones necesarias para el correcto suministro de lo medios de extinción a emplear.

Las obras, realizadas por la empresa pública Tragsa, comenzaron a mediados del mes de julio y se han ejecutado con gran celeridad para apoyar la campaña contra incendios de este verano. La mayor capacidad de carga de los actuales medios aéreos de extinción en la Provincia de Orense, hacia necesaria la ampliación de la red de puntos de agua a los cuales pudieran acceder para realizar sus funciones.

La zona en la que se han ubicado es una zona de alto riesgo de incendios, graves la mayor parte de los que se producen. Tiene pendientes muy acusadas y suelos muy pobres, lo que implica mucha erosión y arrastres de suelo a los ríos. Una actuación eficiente a la hora de sofocar estos incendios, ayudaría también a la conservación del dominio público hidráulico.

Comentarios