La modernización de regadíos en el Camp d´Elx permitirá un ahorro de 5,8 hectómetros cúbicos

14
0
14

El Presidente de SEIASA de la Meseta Sur S.A., Francisco Rodríguez, ha visitado hoy, junto al alcalde de Elche, Alejandro Soler, las obras de modernización de regadíos de la Comunidad General de Regantes Riegos de Levante, con el fin de evaluar el estado de las mismas.

Las actuaciones permitirán un ahorro en el consumo de agua calculado en 5,8 Hm3 al año, gracias a la modernización de 8.456 hectáreas. Los proyectos desarrollados por el MARM, a través de SEIASA de la Meseta Sur en esta zona regable, corresponden a las comunidades de regantes del Segundo Levante, sectores 1 al 20; Primero de Levante, sector 1; Primero de Levante sectores Margen Izquierda del Vinalopó 13 al 31; 4º Canal de Levante y 7ª Elevación de la Peña y Margen Derecha del Vinalopó, Primero de Levante sectores Margen Derecha del Vinalopó 2 al 12.

Estas obras, cuentan con una inversión global de 45 millones de euros y benefician a 7.328 regantes en los municipios alicantinos de Elche, Crevillente y Santa Pola.

En el marco del Plan Nacional de Regadíos y del Plan de Choque de Modernización de Regadíos, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha ejecutado proyectos por valor de 73.161.428,08 euros en el conjunto de la Comunidad General de Usuarios Riegos de Levante, modernizando un total de 31.600 hectáreas, correspondientes a 21.000 regantes.

Las obras desarrolladas permitirán situar a la zona regable de Riegos de Levante a la vanguardia de la modernización de regadíos en España, gracias a la implantación de un sistema pionero en la gestión del agua y de los elementos necesarios para su almacenamiento y distribución a través de herramientas de telecontrol por telefonía móvil PDA.

El nuevo equipamiento está basado en la aplicación de tecnologías de última generación informática y de geoposicionamiento de personas y elementos. Esta nueva herramienta de telecontrol cuenta con un ordenador central que contiene toda la información del sistema, conectado a unidades móviles o PDA, desde las que se realizan todas las tareas de gestión del área regable, que a su vez son registradas en el centro de control.

La aplicación permite al usuario realizar tareas preventivas y correctivas, así como gestionar incidencias o averías, la lectura remota de contadores, apertura y cierre de riego, control de abonado, la puesta en marcha y parada de equipos de bombeo y mediciones de presiones, caudales, etc.

Por otra parte, las nuevas infraestructuras construidas cuentan con una estación de filtrado contra el mejillón cebra, presente en el río Segura. En este sentido, el grado de filtración en la segunda etapa de la estación pasa de 125 a 34 micras, lo que elimina el tránsito de las larvas del molusco a las instalaciones de riego, evitando así los graves daños que su proliferación acarrea.

En términos generales la modernización de estos regadíos tiene por objetivo la transformación del riego tradicional en un moderno sistema de riego localizado, que ha permitido aumentar la eficiencia y el ahorro en el uso del agua, asegurando al mismo tiempo la calidad de la misma.

Un completo sistema de automatismos regula la apertura y cierre de hidratantes, el control volumétrico del agua consumida, el accionamiento de bombas y válvulas y la medición de presiones vía radio, sin necesidad de un desplazamiento a cada parcela, lo que repercute en una considerable mejora de la calidad de vida de los agricultores.

El objetivo principal del MARM con la modernización de los regadíos, además del uso eficiente y ahorro de agua, es la mejora de la productividad de los cultivos, que se calcula en torno a un 25%.

En el marco del Plan de Actuaciones de Modernización de Regadíos, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de SEIASA de la Meseta Sur, acometerá obras en la Comunidad Valenciana por valor de 234 millones de euros en una superficie de 107.210 hectáreas correspondientes a 90.332 regantes.

Comentarios