Las ONGs ambientales satisfechas de las conclusiones y recomendaciones del Consejo Científico MaB sobre la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda

6
0

Los representantes de las ONG ambientales en el Comité MaB se muestran satisfechos del resultado de la reunión celebrada el pasado jueves, 11 de septiembre de 2008, en la que se debatía el informe de su Consejo Científico sobre la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda. A juicio de estos representantes, el informe presentado da básicamente la razón a las ONG al dictaminar la situación actual de la Reserva como “de clara degradación de los valores naturales que llevaron a su declaración como tal. La falta de atención administrativa es manifiesta, y la situación hídrica de los acuíferos de los que dependen las zonas húmedas más emblemáticas de la Reserva, extremadamente crítica. En consecuencia, encontramos razones suficientes como para desclasificar la Reserva”.

Hay que recordar que este informe ha sido preparado a consecuencia de la solicitud conjunta de desclasificación de esta Reserva de la Biosfera realizada por Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF/Adena en noviembre de 2007 ante la UNESCO, organismo gestor del Programa Hombre y Biosfera (MaB) en el marco del cual se declaran estas Reservas. Esa solicitud se basaba en la falta de cumplimiento de los requisitos mínimos exigidos por los Estatutos del Programa MaB, y la ausencia de unos objetivos de sostenibilidad para este territorio, a pesar de que la declaración de esta reserva se realizó nada menos que en 1980.

Para evitar que el procedimiento de desclasificación siga su curso, el Comité MaB ha dictaminado exigir a la Junta de Castilla-La Mancha el cumplimiento de cinco objetivos a corto, medio y largo plazo en unos periodos improrrogables, a los cuales está condicionado el mantenimiento del título de Reserva de la Biosfera. Estos objetivos se evaluarán con carácter anual y las ONG han exigido que el primero de los cinco, consistente en delimitar, cartografiar y zonificar la Reserva y establecer un sistema de gestión (puntos 4.3. a 4.7 de los Estatutos), se complete en el plazo máximo de un año. Pues para las ONGs el plazo propuesto de tres años era a todas luces excesivo tras casi treinta años de incumplimiento, especialmente por lo que tiene de agravio comparativo hacia otras reservas en preparación y con las cuales el propio Comité se muestra en ocasiones mucho más exigente. Esta propuesta de las ONGs ha sido aceptada por el Comité.

Las ONGs también han pedido que la Junta de Castilla-La Mancha responda al informe del Comité MaB poniendo sobre la mesa una serie de indicadores de progreso que deberían ser alcanzados en 2011 y 2015 con respecto a la gestión del agua y la agricultura. A nuestro juicio, la Reserva de la Biosfera sólo puede ser viable si las distintas administraciones implicadas, y particularmente el Consorcio del Plan Especial del Alto Guadiana, la Confederación del Guadiana y la Consejería de Agricultura, trabajan para que se cumplan sus objetivos.

En este sentido, según las ONGs la realización de un seguimiento independiente continuado como el que puede realizar el Consejo Científico del Comité MaB es una herramienta valiosísima. Las ONGs exigirán la elaboración puntual de los prometidos informes anuales de evaluación. Una de las primeras tareas sería exigir una explicación sobre la cesión gratuita del MARM a Castilla-La Mancha de 40 Hm3 para conceder derechos a pozos ilegales, que son uno de los principales factores de degradación de la Reserva.

También se ha solicitado la creación de un grupo de trabajo específico en el Comité MaB, con participación de las ONG representadas en el mismo, que realice este seguimiento. Y no podemos desaprovechar la ocasión para denunciar el incumplimiento del PEAG que ha comenzado su andadura sin haberse constituido el Consejo Asesor del Alto Guadiana de forma que se pueda hacer realidad la participación, colaboración y transparencia que el propio PEAG contempla y que la Reserva de la Biosfera necesita para ser digna de esta figura. Para exigir la solución a este y otros problemas en la puesta en práctica del PEAG, las ONG han resuelto solicitar una reunión urgente con los responsables del mismo.

Finalmente, las ONG ambientales quieren agradecer públicamente el trabajo del Consejo Científico del Comité MaB, que ha preparado un informe bien estructurado, riguroso e independiente que da la razón, en gran medida, a la preocupación expresada por las ONG en su solicitud de investigación y desclasificación de la Reserva.

Comentarios