El Parlamento Europeo afirma que la construcción de trasvases no debería ser la solución a la sequía y apoya cobrar por el uso del agua

6
0
6

Temas

La Eurocámara aprobó la semana pasada un informe con medidas para afrontar la escasez de agua y la sequía que afectan a un 17% del territorio de la UE. Los diputados subrayan que los trasvases no deberían ser la solución a la escasez y que una política eficiente de tarificación del agua podría animar a los consumidores a utilizar este recurso con más responsabilidad. También recuerdan que en los últimos 30 años la sequía ha costado 100.000 millones de euros a la UE.

El informe, que el pleno adoptó por 594 votos a favor, 45 en contra y 12 abstenciones, recalca que la escasez de agua y la sequía han afectado hasta ahora a un 11% de la población europea y a un 17% del territorio de la UE. Además, pone de manifiesto que Europa continúa derrochando un 20% de sus recursos hídricos debido a la ineficiencia y que el impacto económico total de la sequía en la Unión en los últimos 30 años se cifra en 100.000 millones de euros (considerandos C, I y V).

El Parlamento Europeo aprobó, con 445 votos a favor, 178 en contra y 15 abstenciones, parte de un párrafo en el que se dice que "la construcción de trasvases para el transporte de agua para grandes distancias no debería ser la solución al problema de la escasez del agua". Los diputados proponen alternativas como la construcción de infraestructuras que permitan regular los caudales, la reutilización de las aguas residuales o la desalinización (§ 8).

La Eurocámara alerta de que sería posible ahorrar un 40% del agua que se utiliza en la UE. Entre las medidas específicas propuestas para lograr este objetivo destaca una "política eficiente de tarificación del agua", que podría animar a los consumidores a utilizar este recurso de forma más responsable. La inclusión de criterios de utilización eficaz del agua entre las normas de construcción de edificios, el establecimiento de incentivos financieros para fomentar un uso más eficiente del agua y la introducción de un sistema de etiquetado sobre el consumo de agua de los productos son otras de las medidas propuestas por los diputados (§ 37, 46, 50, 51 y 53).

El texto también pide a la Comisión y a los Estados miembros que tengan en cuenta que la deforestación y la "urbanización agresiva" contribuyen a la escasez de recursos hídricos. Por eso, los Gobiernos nacionales "deben tener en cuenta las consideraciones relativas al agua en su planificación del uso del suelo" (§ 13).

El ponente del texto, el diputado austriaco Richard Seeber (PPE-DE) recalca que la UE debería optar por un planteamiento global de la gestión de los recursos hídricos, combinando medidas de gestión de la demanda, de optimización de los recursos existentes y de creación de nuevos recursos (§ 7).

Por otra parte, los eurodiputados instan firmemente al Consejo a que adopte "sin mayor demora" una decisión sobre el Fondo de Solidaridad de la UE para matizar la definición de los criterios y sucesos elegibles, incluyendo episodios de sequía. Asimismo, recomiendan que el Mecanismo Europeo de Protección Civil prevea la intervención en situaciones de crisis debidas a sequía extrema. El documento también acoge positivamente la creación del Observatorio Europeo de la Sequía y pide a la Comisión que impulse su puesta en marcha (§ 30, 24 y 57).

Aspecto regional

La Comisión Europea debería dar más importancia a las regiones en su estrategia para abordar la escasez de agua, puesto que estas tienen un papel fundamental como "fuerza impulsora de la innovación tecnológica en el ámbito del agua". En esta misma línea, las autoridades regionales y locales tienen que aprovechar mejor las oportunidades que brindan los Fondos Estructurales para invertir en la renovación de las infraestructuras existentes. Los diputados también reclaman a la Comisión que preste más atención a los problemas que surgen en numerosas regiones por la falta de depuración de las aguas residuales (§4, 5 y 26).

Agricultura y biocombustibles

El informe constata que todavía pueden lograrse muchos progresos para garantizar un uso más eficiente del agua en el sector agrícola de algunos países y deja claro que la creciente explotación de tierras constituye una amenaza para la agricultura, la seguridad alimentaria y la gestión sostenible del agua. Además, solicita que se reconozca el papel crucial del productor europeo en el mantenimiento de la cobertura vegetal de las regiones afectadas por las persistentes sequías (§ 41, 22 y 9).

En cuanto a los biocombustibles, el texto exige un estudio a fondo de la interrelación entre el desarrollo de estos y la disponibilidad de recursos hídricos. También subraya que la producción de biocombustibles incrementará la demanda de importantes cantidades de agua (§ 11 y 43).

Consulta el Informe Seeber

Comentarios