La CHD no detecta la presencia del mejillón cebra en las aguas de la cuenca del Duero

82
0
82

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha dado por terminada la campaña de detección precoz del mejillón cebra, que puso en marcha el pasado mes de julio, sin que se haya detectado la presencia de esta especie invasora en las aguas de la cuenca.

En total se han realizado tres campañas de muestreo, durante los meses de julio, agosto y septiembre, en 30 puntos de la cuenca sin que en ninguno de los casos se hayan encontrado ni mejillones ni las larvas de este molusco. En todo caso, la CHD continuará con su campaña informativa para prevenir la presencia del mejillón en los ríos y embalses de la cuenca entre los usuarios de embarcaciones, a los que se les entrega, junto a la autorización de navegación, un folleto informativo dónde se recogen algunos consejos para evitar la propagación de esta especie invasora dado que las principales vías de expansión de la especie son las propias embarcaciones que han navegado por aguas donde vive el mejillón.

Los mejillones cebra suelen fijarse en las embarcaciones y sus larvas microscópicas pueden viajar en las aguas de lastre sin que puedan ser detectadas a simple vista. Este molusco, de unos tres centímetros de longitud, y con un aspecto similar a los mejillones marinos, está ocasionando, en las cuencas afectadas importantes perjuicios tanto ecológicos como económicos. Por lo que respecta a los daños ecológicos hay que destacar que la presencia de mejillones cebra es una amenaza para las especies autóctonas lo que contribuye a un progresivo empobrecimiento del ecosistema fluvial y altera la estructura del hábitat de los ríos. Respecto a los daños económicos, el mejillón, debido a su alta capacidad de dispersión, coloniza rápidamente tanto lechos fluviales como construcciones hidráulicas lo que provoca la obstrucción de tuberías y conducciones de agua.

Los mejillones también pueden producir daños importantes en los motores de las embarcaciones ya que se pueden introducir en sus circuitos de refrigeración. La mejor forma de prevenir la propagación de la especie es mantener limpias tanto las embarcaciones como los equipos de pesca. El año que viene el Organismo de cuenca volverá a poner en marcha la campaña de muestreo en los ríos y embalses de la cuenca.

Comentarios