Pitillas y Las Cañas reciben el certificado de “Humedal de importancia internacional” del Convenio Ramsar

41
0
41

La Laguna de Pitillas y el embalse de Las Cañas, en Viana (Navarra), han recibido el certificado que les acredita como “Humedal de Importancia Internacional” por la Convención Ramsar. Los certificados fueron solicitados por el Comité de Humedales en la reunión celebrada en el Parque Natural de Aiguamolls de l’Empordà (Girona) en septiembre de 2007.

La Convención sobre los Humedales de Ramsar es un tratado intergubernamental aprobado el 2 de febrero de 1971 en la ciudad iraní de Ramsar, en la costa del Mar Caspio. Sirve de marco para la conservación y uso racional de los humedales y sus recursos. Esta Convención reconoce a los humedales como ecosistemas extremadamente importantes para la diversidad biológica y el bienestar de las comunidades humanas. Actualmente, 158 países han ratificado el Convenio Ramsar, que cuenta con 1.755 humedales en todo el mundo, de los que 63 están en España.

La Laguna de Pitillas, con 216 hectáreas repartidas entre los términos municipales de Pitillas y Santacara, es uno de los principales humedales de Navarra. Está declarada Reserva Natural y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y, además, ha sido incluida como uno de los 42 espacios naturales navarros propuestos a la Red Natura 2000. Se trata de la laguna esteparia más septentrional de la Península Ibérica y una de las áreas de mayor concentración de avifauna del país.

El embalse de “Las Cañas” o del Salobre acoge a una elevada diversidad de especies vegetales y animales, pero tiene especial valor por la cantidad de especies de aves que lo visitan. Al igual que la Laguna de Pitillas, es Reserva Natural desde 1987, Zona de Especial Conservación para las Aves (ZEPA) y pertenece a la Red Natura 2000.

Actuaciones en los humedales navarros

Recientemente, el Gobierno de Navarra, en colaboración con la Obra Social “la Caixa”, ha llevado a cabo diversas actuaciones en los LICs de la Laguna de Pitillas, la Balsa del Pulguer y la Sierra de Ugarra. Las acciones, que han supuesto una inversión por parte de ”la Caixa” de 165.100 euros, han permitido recuperar el hábitat y las condiciones originales de estos espacios naturales de uso público.

En concreto, en la Laguna de Pitillas, se ha actualizado y ampliado el material divulgativo disponible en el observatorio con el objetivo de convertirlo en punto de referencia para el estudio de aves y la educación medioambiental. En este observatorio, el visitante recibe una amplia información sobre las características ecológicas de la laguna a través de un conjunto de guías, prismáticos y telescopios, con los que puede identificar las aves que, en algún momento de su ciclo vital, acuden a la laguna.

En el LIC de la Balsa de Pulguer, próximo a Tudela, se han recuperado las condiciones hidrológicas originales de la corraliza del Antiguo saladar de Espartal, que ocupa 8 hectáreas del total de 72 hectáreas de superficie de este paraje. Con este objetivo se han eliminado los drenajes existentes, actuación que permite que se creen pequeñas zonas húmedas o láminas de agua estacionales, además de favorecer la diversidad de hábitat. Asimismo se han recuperado los pastizales y matorrales salinos esteparios en un área degradada del espacio, mejorando de esta manera la calidad del medio -de gran valor como refugio y área de nidificación- para la comunidad de aves esteparias de matorral.

Otra de las zonas húmedas restauradas es el LIC Sierra de Ugarra, cerca de Navascués. En este espacio de aproximadamente 4.000 hectáreas se han llevado a cabo diversas acciones que permiten aumentar la cantidad y disponibilidad en el tiempo de agua con un doble objetivo: compatibilizar y favorecer el uso ganadero de la zona a la vez que se conservan sus importantes valores naturales y paisajísticos. De hecho, la conservación de este hábitat depende directamente de la presencia de ganadería extensiva. Las regatas y barrancos son, además, zona de distribución de una de las últimas poblaciones de cangrejo de río autóctono (Austropotamobius pallipes) en Navarra. También destaca la presencia del galápago europeo (Emys orbicularis).

Por último, el Embalse de Las Cañas, en Viana, también será objeto de una actuación fruto del convenio entre el Gobierno de Navarra y la Obra Social “la Caixa”. Durante los próximos meses se hará transitable para visones el puente de sobre la NA-134 que cruza el río Longar gracias a la instalación de unas repisas que permitan el paso de estos animales cuando haya agua. La ejecución de las obras tiene un importe de 47.000 euros.

Comentarios